¿Y dónde está el ganador?

Festejos en Bagnone
Image caption Los habitantes de Bagnone no saben quién es el ganador, pero festejan igual.

En la pequeña villa toscana de Bagnone no se habla de otra cosa. Sus 2.000 habitantes sólo se hacen una pregunta: ¿quién ganó la lotería de Italia?

Las especulaciones no cesan en Bagnone, ni en el resto del país, desde que el sábado se anunciara que el ganador de la lotería nacional SuperEnalotto –acreedor de más de US$211 millones- provenía de este pintoresco pueblo.

Aunque se desconoce la identidad del afortunado, se sabe que el billete que costó dos euros (menos de US$3) fue vendido en un bar de la ciudad medieval, en la que sólo viven 2.000 personas.

Uno de los nombres que más suenan es el de un constructor de 47 años que gana unos US$1.500 al mes, aunque también se sospecha de un carpintero y de un vendedor.

El concurso no había tenido ganador en 87 semanas consecutivas, por lo que había acumulado la más abultada suma en la historia de las loterías europeas.

Hasta en misa

Según dijo el corresponsal de la BBC en Milán, Mark Duff, los italianos habían convertido a la lotería en uno de sus temas de conversación favoritos.

Image caption Los números 10, 11, 27, 45, 79 y 88 repartieron la gigantesca suma de dinero.

Incluso en el sermón de la misa del domingo, el cura de Bagnone hizo alusión al ganador.

"Ojalá sea capaz de cuidar bien de su fortuna, hacer el bien con ella y usarla para ayudar a otros por medio de actos generosos", dijo el padre Marco Giuntini, según la agencia AFP.

El sábado por la noche, una multitud se congregó en el Biffi, el bar donde fue vendido el billete ganador, y celebró hasta el domingo.

El alcalde de Bagnone, Gianfranco Lazzeroni, dijo que ese dineral podría hacer maravillas en el pueblo y adelantó que le pedirá al acreedor del permio una donación de un millón de euros para financiar un centro comunitario.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.