Una tradición barroca en el Amazonas

Orquesta de San Ignacio de Moxos
Image caption El Coro y Orquesta de San Ignacio de Moxos han llevado su barroco a varios países.

Con la Biblia en una mano y la flauta en la otra, los misioneros jesuitas desempeñaron un papel único en llevar no sólo el catolicismo a América del Sur sino también la música barroca.

A casi 250 años de la expulsión de la Compañía de Jesús de esos territorios, la tradición del barroco aún perdura.

El legado musical es tangible en el pequeño pueblo de San Ignacio de Moxos, en el medio la Amazonia boliviana donde el calor es sofocante; los caminos, enlodados y los mosquitos, enormes.

El camino que conduce al pueblo resultaría familiar para aquellos jesuitas que comenzaron a establecer misiones en lo que hoy es Paraguay, Argentina, Brasil y Bolivia en el siglo XVII.

Hoy, entre niños descalzos comiendo mandarinas, se ven jóvenes indígenas que portan violines, chelos y flautas.

Partituras

Una de las últimas misiones jesuíticas que hubo en América del Sur, el pueblo es hogar de miles de personas descendientes de aquellos a quienes los religiosos, a la vez que catolicismo, enseñaron música europea y cómo fabricar instrumentos musicales, entre ellos el violín, el violonchelo y el arpa.

Image caption Maldonado dice que la tradición barroca está profudamente arraigada en la comunidad indígena.

Después de que España expulsara de sus dominios a los jesuitas en 1767, los indígenas preservaron esa música y reescribieron las partituras en su propia lengua.

Pero no fue hasta hace pocos años que esa tradición captó una mayor atención cuando un conjunto de 10.000 partituras barrocas fueron encontradas en varias iglesias.

Tras un proceso de restauración, las partituras están ahora archivadas en el conservatorio local.

Raquel Maldonado, directora de la Escuela de Musica de San Ignacio de Moxos, explica que la religión y la música ayudaron a la población local a sobrevivir. Según ella, los instrumentos y las danzas llegaron a nuestros días gracias al camino labrado por los jesuitas, y hoy son parte intrínseca de la cultura indígena local.

Maldonado agrega que algunos de los jesuitas tenían amplios conocimientos musicales, y ese conocimiento se mezcló con la música, la lengua y las danzas locales.

Las partituras, con el paso del tiempo, fueron reescritas muchas veces.

Aislados

Inspirados por una religiosa vasca, la comunidad indígena fundó un conservatorio, que además de aulas tiene una sala de conciertos decorada con murales que reflejan la historia musical del lugar.

Image caption Vela asegura que el barroco europeo hoy identifica a los indígenas.

Con unos 200 estudiantes, el centro -como expone Edgar Vela, violinista y maestro- enseña y toca una música que sigue viva.

Según Vela, el barroco europeo fue asumido por los indígenas locales, quienes lo hicieron propio al punto de que ahora es parte de su identidad cultural.

Con sus características muy particulares, este barroco boliviano es ahora famoso y el ensemble de la escuela de San Ignacio ha hecho giras por América Latina y Europa.

Como explica la soprano y solista Celsa Callau, el aislamiento de la comunidad fue vital para que la música pudiera sobrevivir debido a que la cultura dominante no prevaleció sobre las tradiciones indígenas.

Reviviendo

El orgullo por su acervo musical se hace evidente entre los integrantes del Coro y Orquesta de San Ignacio de Moxos, cuyos miembros son todos indígenas.

Jesús Nuni, un joven chelista, manifiesta que ellos tocan una música que se mantuvo en la oscuridad durante mucho tiempo.

Image caption La música es un vínculo comunitario.

Ahora ellos se encargan de revivirla, de resucitar un lenguaje de sus ancestros, como explica Nuni mientras ensaya una pieza del compositor italiano del siglo XVII Arcangelo Corelli.

Y ese intento de rescatar una tradición es parte de un proyecto aún mayor, como explica Raquel Maldonado.

La directora dice que el proyecto va incluso más allá del barroco mismo.

De lo que se trata, según ella, es de hacer relevante la música local de manera que la gente encuentre una voz al poder identificarse con sus tradiciones.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.