"Videocracia", el documental vetado

Erik Gandini, director de Videocracia
Image caption El director dice que Italia ha vivido una revolución cultural a través de la televisión.

En un plano general de picada el jefe del gobierno italiano, Silvio Berlusconi, camina en medio de una multitud. La cámara se acerca lentamente, la música mezclada con el sonido de las masas marca el paso del mandatario. Fundido a negro.

En una leyenda con letras blancas se lee: "Italia ocupa el 67º lugar en el mundo en Igualdad de Oportunidades".

La imagen de Berlusconi ahora es más clara. Sonríe mientras un guardaespaldas lo toma del brazo y un camarógrafo camina hacia atrás para obtener un primer plano. Fundido a negro.

"Italia ocupa el 73º lugar en el mundo por Libertad de Prensa", se informa en otra leyenda.

Berlusconi, en plano medio, alza la mano derecha y saluda. Fundido a negro.

"El 80% de los italianos usa la televisión como principal fuente de información".

Ahora Berlusconi ríe en primer plano. La música se hace más fuerte y con letras más grandes se lee: "Videocracy" (Videocracia). Y más abajo "Basta aparecer".

Éste es el avance del documental que se presentó en la segunda jornada de la 66º Muestra Internacional de Arte Cinematográfica de Venecia y que ni la televisión pública RAI ni la comercial Mediaset (entre ambas suman 6 de los 7 canales abiertos nacionales) han querido difundir en sus pantallas.

Explicaciones y polémicas

En una nota oficial, la RAI explicó que las razones por las que no se transmitió el corto promocional es porque conlleva "un inequívoco mensaje político de crítica al gobierno" que no puede ser difundido "sin la proyección inmediata" de una versión que ofrezca un punto de vista distinto, para asegurar el principio del pluralismo.

La televisión estatal dice que, al argumentarse que el 80% de los italianos se informan principalmente a través de la pantalla chica, cuya mayoría de canales son controlados por Berlusconi bien a través del Parlamento (que controla la RAI) o de Mediaset, de la que su familia es accionista mayoritaria, "no sólo se propone la cuestión del conflicto de intereses, sino que se sugiere la posibilidad de que a través de la televisión, el gobierno puede orientar subliminalmente las convicciones de los ciudadanos", sostiene la RAI.

Por su parte, el portavoz de la productora Fandango que distribuye el documental, Domenico Procacci, explicó que Mediaset (presidida por Piersilvio Berlusconi, hijo del primer ministro) se negó a difundir "Videocracy" por considerarlo un ataque al sistema de la televisión comercial.

Sin embargo, los medios han reportado que desde la negativa de la televisión italiana a transmitir el corto, el interés de parte de las salas de cine por exhibir el documental entero se ha doblado.

"Exhibicionismo sexual"

El film aborda en 85 minutos el desarrollo de los últimos 30 años de la llamada "televisión comercial", que surgió en los años '80 como una alternativa al monopolio de la televisión estatal.

El director del documental, Eric Gandini, italiano con residencia en Suecia, dijo que su interés era la "revolución cultural en la que la televisión ha impuesto un nuevo estilo de vida, una nueva moral, basada en el exhibicionismo sexual".

Sin embargo, también ha dicho que en la televisión "lo banal es presentado como inocuo, pero en Italia se ha convertido en una herramienta política"

Para realizar su trabajo Gandini entrevistó a varios personajes televisivos de Italia, entre ellos al controvertido Fabrizio Corona, quien es considerado un emblema de los paparazzi modernos, pues a veces cobra a las celebridades para no publicar fotos comprometedoras .

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.