La FIA acorrala a Renault

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) convocó a la Renault para que dé explicaciones sobre la acusación de haber arreglado el resultado del Grand Prix de Singapur 2008.

Image caption El accidente de Piquet ayudó a Alonso a ganar el GP de Singapur en 2008.

El equipo francés está acusado de confabular con el piloto brasileño Nelson Piquet hijo para que tuviera un accidente durante la carrera, a fin de mostrar la seguridad del auto.

El incidente ayudó al compañero de equipo de Piquet, Fernando Alonso, quien terminó ganando la competencia.

De ser hallado culpable, el equipo afronta sanciones severas que podrían incluir la expulsión de la escudería del campeonato actual.

"Se les solicitó a los representantes de ING Renault F1 que comparezcan a una reunión extraordinaria del Consejo Mundial del Deporte Motor de la FIA en París el lunes 21 de septiembre de 2009", reza la declaración de la FIA publicada en su sitio de internet.

"Los representantes del equipo han sido llamados para que contesten sobre los cargos, incluyendo una infracción del artículo 151 C del Código Deportivo Internacional, de que el equipo conspiró con su conductor, Nelson Piquet hijo, para provocar un accidente deliberado en el Grand Prix de Singapur 2008 con el objetivo de mostrar la seguridad del auto y para beneficio de su otro piloto, Fernando Alonso".

"Publicidad negativa"

La FIA empezó a investigar el asunto luego del reclamo inicial hecho por una estación de televisión brasileña durante el Gran Premio de Bélgica en agosto pasado.

Alonso ganó el GP de Singapur en 2008 cuando Piquet chocó dos vueltas después de que el español había hecho una parada de rutina en los boxes.

Eso significó que cuando los funcionarios de la carrera mandaron el carro de seguridad para limpiar los restos del auto de Piquet, Alonso quedó solo entre los primeros en no tener que parar para cargar combustible y cambiar neumáticos.

En ese momento, Piquet atribuyó el incidente a un simple error, pero Renault lo desvinculó del equipo después del GP de Hungría en julio pasado, y desde entonces ha criticado abiertamente al jefe de Renault, Flavio Briatore.

El director ejecutivo de la F1, Bernie Ecclestone, dijo a principios de semana que tanto Piquet como Renault estarían en serios problemas si la investigación revela cualquier tipo de arreglo.

Indicó que la publicidad negativa podría llevar a Renault a abandonar el deporte, siguiendo la salida de los fabricantes Honda y BMW Sauber.

Piquet adujo que la razón de su disconformidad es, específicamente, el trato desigual entre él y el dos veces campeón del mundo Fernando Alonso.

Esta temporada, los dos pilotos ya habían sido suspendidos por una carrera luego de que un neumático se desprendió del auto de Alonso en el GP de Hungría.

Sin embargo, la suspensión, que hubiera dejado a Alonso sin correr en su Valencia natal en agosto, fue levantada gracias a una apelación.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.