Maradona pierde hasta los aretes

Definitivamente éste no es un buen mes para el astro de fútbol argentino, Diego Armando Maradona.

Image caption La policía financiera de Italia le incautó a Maradona los aretes de diamantes que siempre llevaba puestos.

Tras refugiarse en un spa en los Alpes después de las duras derrotas que sufrió a comienzos de septiembre el equipo argentino de fútbol, que dirige, ahora el ex número 10 acaba de perder sus preciados aretes de diamantes a manos del fisco italiano.

Miembros de la policía financiera de Italia se presentaron este viernes en el centro de bienestar donde está alojado Maradona, en la ciudad de Merano, e incautaron un par de aretes valuados en unos US$5.900.

De acuerdo con la Justicia italiana, la ex estrella del Nápoli debe US$53 millones al fisco por los impuestos que quedaron impagos durante los años en los que jugó para ese club, entre 1984 y 1991.

La Corte de Casación de Italia lo condenó a pagar esa cifra en 2005.

Según las autoridades fiscales, la mayor parte de esa deuda se debe a los intereses acumulados.

Hace tres años el futbolista argentino había atravesado por una experiencia similar, cuando las autoridades italianas secuestraron dos de sus relojes, cotizados en US$16.000, durante una visita del deportista a Nápoles para disputar un partido a beneficio.

Mala racha

La visita del fisco italiano es el segundo golpe que recibe Maradona durante su estadía en el exclusivo spa alpino, al que -según su médico personal- habría acudido en busca de un "reacondicionamiento físico".

El jueves, el ídolo argentino recibió otro "pelotazo" de parte de un viejo rival deportivo: la leyenda del fútbol brasileño Pelé.

Durante un evento publicitario en España, "O Rey" afirmó que Maradona "no pateaba bien con la derecha y no hacía gol de cabeza".

"El único gol de cabeza importante que marcó fue con la mano", ironizó con acidez, en referencia a la famosa "mano de dios" con la que el argentino se ufanó de haber convertido un gol durante un partido contra Inglaterra por la Copa del Mundo en México 1986.

Lea: Pelé reaviva la batalla de los 10

El único respiro para el director técnico del cuadro albiceleste llegó de la mano del presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona.

El mandamás de la pelota ratificó a Maradona en su cargo y negó estar buscando a su reemplazante, a pesar de las últimas derrotas argentinas contra Brasil y Paraguay, que dejaron al equipo local en peligro de no clasificar para el próximo Mundial de Sudáfrica.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.