Murió el “último otomano”

Mezquita Nueva en Estambul
Image caption El Imperio Otomano existió entre 1299 y 1923.

Ertugrul Osman, el hombre que hubiera sido sultán del Imperio Otomano si Turquía no se hubiera convertido en república en 1923, murió a los 97 años en Estambul.

Fue el último nieto con vida del sultán Abdul-Hamid II, que gobernó el imperio desde 1876 hasta 1909.

De acuerdo con el corresponsal de la BBC en Medio Oriente, Roger Hardy, en Turquía lo llamaban el "último otomano".

Ertugrul Osman nació en Estambul en 1912, en el seno de la dinastía que gobernaba el Imperio Otomano.

Era un estudiante de 12 años cuando escuchó, en Viena, las noticias de que su familia había sido expulsada por Mustafa Kemal Atatürk, el soldado que fundó, sobre las cenizas del antiguo imperio la moderna república de Turquía.

Modestia

Se radicó en Nueva York, donde vivió por más de 60 años en un modesto apartamento, que quedaba encima de un restaurante.

Image caption Mustafa Kemal Atatürk fue el fundador de la moderna República de Turquía.

Osman, quien siempre insistió en que carecía de ambiciones políticas, regresó a su país a inicios de la década de los 90', tras recibir una invitación del gobierno turco.

Durante su visita a Estambul, Osman fue al palacio de Dolmabahce, que fue el centro administrativo del imperio Otomano y donde jugó cuando era un niño.

Una de sus particularidades era que evitaba que lo trataran como un miembro de la realeza y, de hecho, se unía a las visitas guiadas que se organizaban para los turistas que acudían al palacio.

Osman pudo haber sido su Alteza Imperial el Príncipe Shehzade Ertugrul Osman Effendi y dominar un imperio que se extendía por Europa, África y Medio Oriente.

Persona práctica

Le solían preguntar si alguna vez soñó con que el imperio se restaurara. Su respuesta fue siempre la misma: "No".

"Soy una persona muy práctica", le dijo al diario The New York Times en 2006. "La democracia funciona bien en Turquía".

De acuerdo con el periódico estadounidense, en su juventud Osman estuvo a cargo de una compañía llamada Wells Overseas, que le exigía viajar constantemente a Sudamérica.

"Debido a que se consideraba un ciudadano del Imperio Otomano, se negaba a portar el pasaporte de ningún país. En cambio, viajaba con un certificado creado por su abogado", dice el medio de comunicación.

Pero, después de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos y del endurecimiento de las medidas de seguridad, explica The New York Times, Osman recibió un pasaporte turco.

Su esposa Zeynep, pariente del último rey de Afganistán, aún vive.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.