Estrellas contra descargas ilegales

Lily Allen
Image caption La estrella del pop británico, Lily Allen, lideró una campaña contra las descargas ilegales de música.

Las estrellas del pop entran de lleno en la polémica en torno a las descargas ilegales de música por internet. Lily Allen, abanderada de la campaña contra la piratería, se unió a casi 100 músicos británicos en un acalorado debate de más de tres horas sobre la mejor manera de luchar contra los internautas infractores.

El encuentro tuvo lugar después de una intensa polémica entre diversos artistas sobre si los usuarios de los sitios para compartir archivos por internet deberían o no ser castigados legalmente.

Según los asistentes al debate, la conexión a internet de los infractores no debería ser suspendida, como han sugerido ministros.

En lugar de esto, la declaración final de la jornada propuso que el ancho de banda de los infractores reincidentes debería ser "estrechado".

Entre los artistas firmantes, además de Allen, figuran nombres como George Michael, Annie Lennox, el guitarrista de Radiohead Ed O'Brien y el batería de Pink Floyd Nick Mason.

Dos advertencias

Los presentes en la reunión de este jueves en Londres -que estuvo abierta a todos los artistas- apoyaron la campaña de Allen para "advertir a los amantes de la música de la amenaza que representan las descargas ilegales para nuestra industria", tal como se pudo leer en la declaración.

Los músicos también aprobaron "por abrumadora mayoría" respaldar la propuesta de enviar dos cartas de advertencia a los usuarios de internet que descarguen ilegalmente archivos como paso previo a restringir la velocidad de su conexión a la red.

Esta medida "haría que el compartir archivos pesados por internet fuera casi imposible, mientras que el acceso a la red y el servicio de e-mails seguiría siendo posible", apuntaron los músicos.

La Asociación Británica de Proveedores de Internet (ISPA, por sus siglas en inglés) se mostró de acuerdo en considerar la desconexión de los usuarios como "una medida desproporcionada".

Un vocero de la asociación agregó que enviarán sus opiniones al gobierno para que las tenga en cuenta en la elaboración de una nueva ley antes del martes.

Discusión acalorada

Image caption Algunos músicos, como Nick Mason, consideraron excesivo cortar el acceso a internet de los usuarios infractores.

Jim Killoc, director ejecutivo de Open Rights Group (Grupo de derechos abiertos) –una organización de defensa de los derechos de autor digitales- afirmó que los músicos presentes en el debate encontraron "el síntoma, pero no la cura".

"La única respuesta a este problema es distribuir productos lo suficientemente baratos como para competir con las descargas ilegales", añadió.

El debate sobre la penalización de las descargas viene de largo y ya había suscitado acaloradas discusiones entre los artistas, tanto en los medios de comunicación como en los foros de internet.

En este sentido, Allen había liderado una campaña por la persecución de las descargas ilegales. Por otro lado, otro grupo encabezado por O'Brien y Mason, defendió que la suspensión de la conexión sería poco práctica e improductiva.

Pero, justo cinco días antes de que el gobierno británico cerrara el plazo para la presentación de propuestas para la nueva ley, los músicos se vieron en la necesidad de adoptar un frente común.

O'Brien aseguró que la reunión de músicos fue "bastante emocional" y "un tanto acalorada" en algunos puntos.

Allen, aplaudida

A pesar de que Allen había asegurado que no asistiría al encuentro –sólo tres días antes había retirado su blog anti descargas porque, aseguró, se estaba abusando contra ella– su aparición en los estudios Air de Londres, donde tuvo lugar el encuentro, fue aplaudida por los asistentes.

Fue "muy valiente" de aparecer, aseguró O'Brien a la BBC.

"Ha sido muy criticada por lo que ha venido diciendo. Pero lo que ha hecho es brillante porque empezó el proceso en el que los artistas nos hemos levantado y hemos dicho que debería haber consecuencias para la descarga ilegal de archivos", apuntó el guitarrista.

"En la reunión no estuvimos de acuerdo en todo, pero llegamos a un entendimiento que creo que será positivo para todos. Tendremos más encuentros en adelante y vamos a estar juntos en esto", añadió O'Brien.

Después de la reunión –en la que la presencia de los medios de comunicación no estuvo autorizada–, Allen rechazó conceder entrevistas sobre el tema.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.