Jackson estaba "sano", revela autopsia

Michael Jackson el 23 de junio de 2009
Image caption Según AP, Jackson sufría despigmentación de la piel en la cara, pecho, abdomen y brazos.

Cuando Michael Jackson falleció el pasado mes de junio, su estado de salud era "bastante saludable" para su edad, según se desprende de una copia de la autopsia del cantante estadounidense a la que ha tenido acceso la agencia de noticias AP.

El informe forense del condado de Los Ángeles señala que su peso de casi 62 kilos era aceptable para un hombre de 1,75 metros de altura, su corazón estaba fuerte y sus riñones y otros órganos principales presentaban un estado normal, informa el corresponsal de la BBC Rajesh Mirchandani.

Esta descripción está alejada de la imagen de un hombre esquelético y enfermizo que dieron algunos medios tras la muerte del cantante por una sobredosis a los 50 años de edad.

Pese a su buen estado de salud general, Jackson tenía los brazos cubiertos de pinchazos, el rostro y cuello llenos de cicatrices, y las cejas y labios tatuados.

Además, sufría algunos problemas de salud, como artritis en la parte baja de la columna y en algunos dedos, y una leve acumulación de placa en las arterias de sus piernas.

La patología mas grave de Jackson era una inflamación crónica de los pulmones, aunque esta condición no era lo suficientemente seria como para haber contribuido con su deceso, indica el informe.

"Intoxicación aguda"

Image caption La investigación se centra en el doctor de Jackson, quien suministró los medicamentos al artista el día que murió.

El pasado agosto la investigación forense concluyó que el fallecimiento del "rey del pop" se trató de un homicidio mediante una "intoxicación aguda" ocasionada por el anestésico propofol y el sedante lorazepan.

Las drogas fueron suministradas al cantante por su médico personal Conrad Murray.

En base a los detalles de la autopsia que ha hecho públicos AP, el doctor Zeev Kain, de la Universidad de California, le aseguró a la agencia de noticias que la salud general del artista "era buena".

"Los resultados están dentro de los límites normales", aseguró el facultativo.

El documento revela que el cantante había perdido el pelo en la parte frontal de cráneo y tenía un tatuaje oscuro en la cabeza.

El informe también señala que Jackson sufría despigmentación de la piel en la cara, pecho, abdomen y brazos.

La autopsia completa todavía debe hacerse pública de manera oficial.

Según informa Rajesh Mirchandani, la oficina del condado de Los Ángeles no confirmará la veracidad de la información de AP.

Hace tres meses, cuando un diario publicó supuestos detalles de la autopsia de Jackson, las autoridades negaron que fueran ciertos.

Nuestro corresponsal señala que ahora la investigación se centra en el doctor personal de Jackson, quien suministró los medicamentos al artista la mañana del día de su muerte.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.