Otro desafío científico al Santo Sudario

Santo Sudario
Image caption El manto de lino con la imagen de Jesús se guarda en la Catedral de Turín.

Un investigador italiano logró reproducir con técnicas medievales la que muchos creen fue la mortaja de Jesucristo, conocido como el Santo Sudario o Sábana Santa.

Según el profesor Luigi Garlaschelli y a juzgar por el resultado de su experimento, la Sábana Santa es una falsificación creada en la Edad Media.

La famosa reliquia, que se conserva en la catedral de Turín, muestra la imagen de un hombre con barba crucificado y con lo que podrían ser hilillos de sangre manando de las heridas en sus muñecas y pies.

Garlaschelli, docente de química orgánica de la Universidad de Pavía, reprodujo una copia de la reliquia utilizando técnicas y materiales disponibles en el año 1300.

Según relata el corresponsal de BBC Jason Caffrey, el equipo de Garlaschelli reprodujo la imagen usando ocre rojo y envejeciendo después el pigmento al calentar el lino en un horno.

Artista medieval

Image caption La reliquia sólo se exhibe ante los fieles en contadas ocasiones, la última fue en 2000.

La copia del sudario fue creada en una semana, aunque el experimento precisó de meses de trabajo en el laboratorio.

"Hemos demostrado que pudo haber sido creado utilizado materiales y procedimientos disponibles en la época", dijo Garlaschelli, que agregó que es probable que la imagen del manto sea obra de un artista medieval.

El científico expondrá su trabajo en un encuentro del comité italiano que certifica los supuestos fenómenos paranormales (CICAP) el próximo fin de semana.

El experimento, financiado por una asociación italiana de ateos y agnósticos, fue realizado en la Universidad de Pavía y en el laboratorio de Garlaschelli.

Un manto de misterio

La manta de lino que supuestamente cubrió a Jesús ha estado rodeada de misterio desde que fue hallada en Francia en el año 1357.

La preciada sábana pasó por diversas pruebas, dos de ellas con el carbono catorce (en 1979 y en 1988) que sugirieron que la tela era del siglo XI o XII.

Sin embargo, las dudas sobre la manera en que el lino había quedado impreso no habían logrado despejarse.

Aunque el responsable del estudio afirma que su experimento es la prueba de que el Santo Sudario es una falsificación medieval, se declara preparado para que sus hallazgos sean rechazados por los creyentes.

"Si no quieren creer en las pruebas con carbono catorce realizadas por algunos de los mejores laboratorios del mundo, seguramente no van a creerme a mi", dijo Garlaschelli a la agencia de noticias Reuters.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.