Maradona abre la puerta a su renuncia

Diego Maradona, durante un entrenamiento
Image caption La clasificación de Argentina para el Mundial de Sudáfrica depende de los dos próximos partidos.

En el umbral de dos partidos clave para la selección argentina de fútbol, el director técnico expresó por primera vez su descontento.

En una conferencia de prensa luego de unas prácticas con el equipo, Diego Maradona dijo que analizará su continuidad como técnico una vez que acabe la eliminatoria sudamericana para Sudáfrica 2010.

"Si sigo, será con mis condiciones", dijo el ex astro del balón, que por primera vez desde que asumió la dirección del plantel dejó entrever la posibilidad de dejar el cargo.

Maradona dijo que se reunirá pronto con Julio Grondona, presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) para evaluar su continuidad.

"Julio me citó en su casa, me ofreció el cargo, y le dije que era el tipo más feliz del mundo, pero después pasaron cosas que no me gustaron y se las voy a decir" le dijo Diego a los periodistas.

Presión

La presión sobre las espaldas de Maradona no es poca, cuando Argentina tiene ante sí una tarea crucial.

Para asegurarse un puesto en la Copa del Mundo, debe ganar sus dos próximos partidos: el sábado contra Perú en Buenos Aires, y la próxima semana en Montevideo, contra Uruguay.

Image caption Maradona admitió por primera vez que contempla dejar la dirección del equipo argentino.

"Yo no me voy a ningún lado", había declarado Maradona luego de la derrota ante Paraguay por 0-1, que acabó de complicar la clasificación argentina.

Pero la posibilidad de dejar a la escuadra albiceleste fuera de un mundial por primera vez desde 1970 es casi imperdonable en Argentina, apunta la corresponsal de BBC Mundo Valeria Perasso, aún para el más grande astro del fútbol del país.

Descontento

Entre los motivos de la infelicidad de Maradona que barajan los medios locales se encuentran los desacuerdos con Carlos Bilardo, secretario técnico de la selección, quien dirigió a Diego en los mundiales de 1986 y 1990, cuando Argentina fue campeón y finalista.

Maradona también expresó su enfado porque el Manchester City de Reino Unido desatendió su solicitud de eximir de un partido de la liga inglesa a Pablo Zabaleta y Carlos Tévez, dos de sus jugadores.

El defensor Zabaleta llegó a entrenar con una lesión, fruto del encuentro del pasado lunes con el equipo británico.

Entre tanta desazón, cunde el escepticismo entre una afición que perdió el entusiasmo y cuestiona la capacidad de Maradona como técnico.

"Ahora habrá una actitud más racional ante lo innegable: como jugador, Diego puede ser el mejor de la historia, pero como técnico deja mucho que desear", dijo el sociólogo Sergio Levinsky a BBC Mundo después de las derrotas del equipo nacional ante Brasil y Paraguay.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.