Vigilar a otros desde casa

Cámara de circuito cerrado de TV
Image caption Las personas que alerten sobre delitos en vivo y directo podrían obtener hasta US$1.500.

Una nueva página en internet que será lanzada en noviembre en el Reino Unido permitirá a los internautas monitorear imágenes de cámaras de circuito cerrado de televisión (CCTV, por sus siglas en inglés), utilizadas en sistemas de vigilancia.

Miembros del público podrían obtener dinero a cambio de monitorear las cámaras de seguridad.

El sitio en internet denominado Internet Eyes ofrecerá hasta US$1.500, si las personas alertan sobre los delitos que observen en vivo y en directo.

De acuerdo a los dueños del sitio, se quiere combinar la prevención del crimen con el incentivo de ganar dinero.

Participe: ¿Vigilancia civil?

Sin embargo, defensores de las libertades civiles consideran que la idea es "enfermiza" y se le pide a los ciudadanos que espíen a otros.

Cada usuario podrá registrarse gratuitamente en el sitio y monitorear -las 24 horas del día y desde su propio hogar- hasta cuatro cámaras de seguridad que han sido instaladas en tiendas y otros negocios.

Si el usuario percibe algo sospechoso, podrá presionar un botón que alertará a los detectives de las tiendas, y de esta forma el internauta podrá acumular puntos que luego serían canjeados hasta por US$1.500.

"Paraíso para fisgones"

El fundador de Internet Eyes, James Woodward, indicó: "Se trata de prevenir el crimen".

Image caption Grupos en favor de los derechos civiles dicen estar "horrorizados" por la propuesta.

"Las cámaras de CCTV no son monitoreadas y no hay suficientes cámaras que están siendo monitoreadas en un momento determinado".

"Lo que estamos haciendo es poner más ojos en esas cámaras de forma tal que puedan ser monitoreadas", señaló.

Sin embargo, activistas por los derechos civiles indican que están horrorizados por lo que según ellos apunta a la creación de un "paraíso para fisgones".

El portavoz del grupo No CCTV Charles Farrier, dijo: "Es una situación desagradable y preocupante".

"Se trata de una compañía privada que utiliza cámaras privadas y que le pide a los ciudadanos que se espíen entre sí. Esto representa una privatización del estado de vigilancia”, añadió.

Internet Eyes defendió sus planes y aseguró que los ciudadanos que monitorearán las cámaras no sabrán exactamente cuáles están observando o dónde están localizadas”.

Aunque el Reino Unido es la "capital mundial del CCTV" -se estima que hay una cámara por cada 14 personas- las horas de monitoreo son en su mayoría tediosas y las imágenes son de baja calidad, lo que lo convierte en un trabajo impopular, informó el reportero de la BBC Andy Tighe.

En agosto, un informe interno comisionado por la Policía Metropolitana de Londres estimó que en 2008 sólo un crimen por cada 1000 cámaras fue resuelto en la capital británica.

Según analistas, la baja cifra se debe en parte a que funcionarios no hicieron un mejor uso de las miles de horas de video generados por CCTV.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.