Caso Travolta: declaran juicio nulo

John Travolta y su esposa Kelly Preston
Image caption Travolta ha atestiguado en el juicio.

El proceso que se le seguía en las islas Bahamas a dos personas acusadas de chantajear al actor estadounidense John Travolta tras la muerte de su hijo Jett fue declarado nulo.

La ex senadora Pleasant Bridgewater y el paramédico Tarino Lightbourne enfrentaban cargos de extorsión debido a que presuntamente habían pedido una suma de US$25 millones al actor, para no dar a conocer un documento médico que demostraría que fue responsable -o al menos "negligente"- de la muerte de su hijo.

El miércoles se ordenó un nuevo juicio luego de que el congresista de Bahamas Picewell Forbes, del Partido Progresista Liberal (PLP, por sus siglas en inglés), declarara públicamente que Bridgewater había sido declarada inocente mientras el jurado todavía se encontraba deliberando.

La jueza Anita Allen señaló que le preocupa que el jurado hubiese incurrido en un comportamiento incorrecto ante la posibilidad de que esa instancia hubiese generado alguna comunicación.

Allen indicó que estaba renuente a ordenar la realización de un nuevo juicio, pero que tenía que hacerlo por “el interés de la justicia”.

Acusaciones

Travolta participó en el juicio, en el que testificó contra los dos individuos.

Su abogado, Michael Ossi, dijo que su cliente cooperaría en todo lo que fuese necesario y que haría todo lo que le pidieran en el proceso judicial.

El 2 de enero pasado, Jett -de 16 años- y quien sufría de autismo, fue hallado inconsciente en la casa vacacional de los Travolta en las Bahamas.

Tras encontrar a su hijo, el actor pidió que la ambulancia que lo auxilió se dirigiera al aeropuerto para llevarlo a Estados Unidos.

Al no convencer al actor de que lo mejor era que Jett fuera internado en un hospital local, los paramédicos hicieron que Travolta firmara un formulario mediante el cual los eximía de responsabilidad por lo que pasara por falta de atención temprana del joven.

El actor firmó el documento, pero al final desistió de viajar a su país y Jett murió en el hospital local.

De acuerdo con la acusación, pocos días después, el paramédico Tarino Lightbourne, supuestamente asistido por la entonces senadora Pleasant Bridgewater, habría exigido a Travolta la multimillonaria suma para no presentar el documento a la prensa.

Tanto Lightbourne como Bridgewater se declararon inocentes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.