Última actualización: viernes, 30 de octubre de 2009 - 15:27 GMT

Un truco para un trato con la crisis

La noche de Halloween se ha convertido en una fiesta que pocos se pierden la víspera del día de Todos los Santos. Monstruos, fantasmas, brujas y otros terroríficos personajes se mezclan durante la noche del 31 de Octubre en millones de ciudades en todo el mundo.

Esta tradición anglosajona sin embargo hace que se olviden las costumbres religiosas para darle paso a una visión más pagana.

mascara de Halloween en una tienda

La crisis económica afecta a las tiendas de disfraces

Este año parece que el discurso no se centra tanto en las creencias, sino en las realidades. La crisis financiera ha debilitado los bolsillos de millones de familias, que se han visto obligadas a recortar gastos.

Fiestas como “la noche de los muertos” o las navidades pueden ser las más perjudicadas en este 2009.

La Federación Nacional de Minoristas destaca en su informe “Halloween Consumer Intentions and Actions Survey” (una encuesta sobre las costumbres en la festividad de Halloween) que en Estados Unidos cada consumidor gastará una media de US$56,31, diez dólares menos que en años anteriores.

Un poco más abajo, en México, Halloween significa para sus habitantes unas pequeñas vacaciones. Las días festivos entorno al Día de Los Muertos, se alargan hasta tres. Cada familia limpia las tumbas de sus parientes y las decora con agujas de pino y flores.

Diferentes tipos de comidas típicas se exhiben y se ofrecen a los muertos como muestra del amor desde sus familiares vivos. Durante el día, momias, brujas y esqueletos caminan por la ciudad con un cofre donde comerciantes meten naranjas, flores, frutas y caramelos.

Ya por la tarde-noche, se hace el encendido de velas, y los niños corren por las calles con linternas pidiendo monedas a los viandantes a su paso.

Estas tradiciones mexicanas también se podrían ver salpicadas por las crisis durante este año. Muchas familias recortan gastos durante este Halloween para ahorrar para la fiestas navideñas.

La tienda Angel en Londres

Una de las dependientas de la tienda Angel de Londres busca un disfraz para un cliente

Uno de los elementos más caros de Halloween, en cualquier punto del planeta, es sin duda alguna el disfraz. Angel, uno de los almacenes de disfraces más populares en Londres, Inglaterra, abrió sus puertas hace 14 años. Su propietaria Emma Angel, comenta a BBC Mundo que desde su apertura han cambiado mucho las costumbres en la compra o el alquiler de los trajes para la noche de Halloween.

Al inicio, el porcentaje más alto se lo llevaba el alquiler mientras que ahora, la compra directa es la que gana terreno.

Una de las soluciones que se plantean este año para plantarle cara a la crisis, es darle rienda a la creatividad y lucir los disfraces hechos a mano.

Nos gustaría que compartiera con nosotros los trucos que empleará este año para hacer un trato con la crisis y disfrutar la noche de Halloween como siempre. Para hacerlo utilice el formulario que se encuentra más abajo.

No tengan miedo y envíe a BBC Mundo las fotos de sus terroríficos disfraces.

clic Haga clic aquí para enviar sus fotos o videos.

PARTICIPE

* Campos obligatorios

Total: 0

Los datos provistos no serán utilizados para enviar mensajes no solicitados, ni tampoco serán entregados a terceros. Su información personal sólo se utilizará para fines administrativos.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.