"Niño del globo": admiten culpabilidad

Richard Heene y su esposa Mayumi
Image caption Se espera que, en base a un acuerdo con la fiscalía, la pareja sea puesta en libertad vigilada.

Los padres del niño de seis años que el pasado octubre mantuvo en vilo durante horas a las autoridades de Estados Unidos y a medios de comunicación de todo el mundo, al supuestamente encontrarse a bordo de un globo que volaba a la deriva, se han declarado culpables de varios delitos relacionados con la fabricación de un supuesto montaje.

Richard Heene se declaró culpable de intentar influir en un funcionario público, mientras que su esposa Mayumi, de nacionalidad japonesa, admitió haber dado información falsa a las autoridades.

Aunque para ambos delitos se contemplan penas de prisión, se espera que, en base a un acuerdo con la Fiscalía, la pareja sea puesta en libertad vigilada.

La posibilidad de que Mayumi Heene fuera deportada a Japón fue un factor determinante para que la pareja decidiera aceptar un arreglo con la Fiscalía.

Los Heene serán sentenciados el próximo 23 de diciembre, según se acordó en la audiencia celebrada este viernes en Fort Collins, a las afueras de Denver.

La pareja podría ser obligada a pagar los miles de dólares que costó la operación llevada a cabo por los servicios de rescate, después de que el pasado 15 de octubre reportaran que su hijo se encontraba volando a la deriva en un globo de helio.

Gran operativo

Image caption En plena cobertura mediática del hecho, el pequeño Falcon fue encontrado sano y salvo en su casa.

Helicópteros de varias cadenas de televisión siguieron las peripecias del globo, que llegó a volar a unos 2.000 metros de altura y terminó aterrizando en un campo de tierra, completamente vacío.

La persecución incluso obligó a suspender durante unas horas las operaciones del Aeropuerto Internacional de Denver.

En plena cobertura mediática del hecho, el pequeño Falcon fue encontrado sano y salvo en su casa.

Las sospechas de que lo sucedido era un montaje comenzaron cuando en una entrevista en la cadena CNN, Richard Heene le preguntó a su hijo por qué no había contestado cuando lo llamaban y este respondió: "Dijisteis que lo hacíamos por el show".

Según el corresponsal de la BBC en Washington, Imtiaz Tyab, el padre es conocido por los medios locales como científico aficionado e inventor de aparatos para investigar desastres naturales.

Pero también por participar con su familia en el reality show de televisión Intercambio de esposas.

Contenido relacionado