París: de Ciudad Luz a “capital del sueño”

París de noche
Image caption Los parisinos se debaten sobre si la Ciudad Luz debe imponer reglamentos para cerrar más temprano sus cabarets.

Una petición que advierte que la mítica vida nocturna de París está amenazada de muerte y que la Ciudad Luz va camino a ser la “capital europea del sueño” ha reunido más de 11.400 firmas en sólo tres semanas.

El texto será presentado próximamente a autoridades nacionales y municipales, con la intención de revisar una serie de disposiciones y leyes que regulan la actividad nocturna de la ciudad.

Los firmantes de la petición sostienen que las normas aprobadas para proteger el sueño de la gente o evitar que se fume en establecimientos públicos están estrangulando a un sector clave de la dinámica parisina.

"Desde hace uno o dos años es cada vez más difícil hacer cosas dentro de la legalidad, sea la música, la danza o los conciertos electrónicos y de hip-hop", dijo uno de los promotores del texto, Rémi Bonin, a BBC Mundo.

Multas y clausuras

La petición afirma que en París los locales clausurados por razones administrativas o que perdieron el permiso para operar después de las dos de la mañana "se cuentan por centenares cada año, sin hablar de las multas".

Un frecuente motivo de estas sanciones son las violaciones a los límites de polución sonora, que este año determinaron el cierre por seis meses de La Flèche d'Or, una conocida sala de música indie, rock y electrónica.

Los dueños de establecimientos nocturnos también sostienen que han aumentado los controles para hacer cumplir disposiciones "hasta ahora olvidadas", que prohíben bailar en determinados bares y salas de conciertos.

Además, la ley antitabaco incrementó las denuncias de vecinos que protestan por ruidos molestos causados por los clientes de establecimientos que se congregan en la calle para fumar.

Este viernes, los impulsores de la petición mantuvieron una primera reunión con la Alcaldía de París y la Prefectura de Policía.

Asistentes al encuentro dijeron a BBC Mundo que los representantes policiales negaron que haya crecido el número de locales clausurados, pero admitieron que hay más quejas de vecinos por ruidos molestos.

"Más tranquilidad"

La petición sugiere que el aumento de las protestas de vecinos por ruidos nocturnos se debe a razones culturales, en particular el aburguesamiento de viejos barrios populares de la ciudad.

Según expertos, la suba de los precios inmobiliarios en zonas como Montmartre o Belleville ha cambiado el perfil de los residentes, que ahora parecen más sensibles a los alborotos a su alrededor.

“En los últimos 10 años, los lugares parisinos de

difusión musical (bares, salas de conciertos, clubes) pagaron un alto precio por la aspiración de los parisinos a tener siempre más tranquilidad”, afirma la petición.

Image caption París ha sido tradicionalmente uno de los centros destacados de la bohemia nocturna europea. Foto de archivo de Edith Piaf.

Bonin, que integra una asociación para la promoción de la cultura electrónica denominada Technopol, dijo que en definitiva se trata de decidir qué tipo de París quiere la gente.

"¿París es una ciudad museo?", preguntó. "¿Se ha vuelto una ciudad muerta o dormitorio, donde sólo miramos los edificios y los museos?".

"Menos tolerante"

La capital francesa fue tradicionalmente uno de los centros destacados de la bohemia nocturna europea, con cabarets y music-halls que vieron surgir estrellas como Edith Piaf y Georges Brassens.

Pero la petición sostiene que como consecuencia de los problemas que enfrentan actualmente las noches parisinas, "se exilian cada día más artistas y profesionales franceses".

El objetivo de la petición, dijo Bonin, es alcanzar un acuerdo con las autoridades para que los establecimientos nocturnos "puedan hacer una programación coherente sin molestar al vecindario".

Una de sus aspiraciones es que se destinen recursos públicos para financiar un mejor blindaje acústico de los locales de música y baile.

Un portavoz de Christophe Girard, adjunto de cultura del alcalde de París, dijo a BBC Mundo que es "legítima" la demanda de clarificar la reglamentación que se impone a los locales nocturnos en la ciudad.

"No creemos que la vida nocturna de París sea más débil", dijo. "(Pero) la gente parece cada vez menos tolerante respecto a los ruidos en París".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.