Belle de Jour, la prostituta, la doctora

Billie Piper en la serie de ITV (Foto cortesía www.itv.com)
Image caption El interés por conocer la identidad de Belle de Jour creció desde que salió al aire la serie de televisión.

Una ex trabajadora sexual que ganó notoriedad tras publicar un blog y un libro de memorias convertido en serie de televisión reveló su verdadera identidad como investigadora científica en un instituto de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido.

"Soy mujer. Vivo en Londres. Fui prostituta", reconoció la doctora Brooke Magnanti, de 34 años de edad, quien se sirvió del pseudónimo Belle de Jour para narrar sus experiencias en el mundo de la prostitución de lujo entre 2003 y 2004.

La doctora Magnanti decidió revelar su identidad porque mantener el secreto la estaba "volviendo paranoica" y temía que algún ex amante lo hiciera por ella.

En una de las últimas entradas de su blog, Magnanti dice que ahora se siente mucho mejor al "no tener que decir mentiras, esconder cosas de las personas que me importan. Poder defender mi experiencia como trabajadora sexual frente a los escépticos e incrédulos".

Y es que la doctora asegura que trabajar como prostituta le resultó "mucho más agradable" que su segundo empleo como programadora de computación.

Además, según ella, le permitió ganar el dinero que necesitaba en ese momento y tener tiempo libre para completar su doctorado en el Departamento de Patología Forense de la Universidad de Sheffield, en Inglaterra.

Conjeturas

La identidad de Belle de Jour fue tema de especulación durante un tiempo, especialmente desde que su libro "Diario secreto de una chica de alquiler" se convirtiera en la serie homónina de televisión realizada por el canal ITV, con la actriz Billie Piper como protagonista.

La periodista de BBC Mundo Dalia Ventura comenta que en la serie se ofrece una perspectiva novedosa del tema de la prostitución al reflejar a la protagonista no como una víctima sino como alguien en control de la situación y con total poder de decisión y dominio sobre su vida privada.

"Por esa razón muchos pensaron que detrás de Belle de Jour había en realidad un hombre", añade.

"Esa visión de la prostituta que no encaja en la definición de víctima ha sido muy atacada por los críticos de la serie, para quienes se está presentado una imagen glamorosa del trabajo sexual", explica.

Respaldo

Ahora Brooke Magnanti trabaja en un instituto de investigaciones de salud pediátrica de la Universidad de Bristol. Un vocero de ese centro de estudios manifestó: "Ese aspecto del pasado de la doctora Magnanti no es relevante en su actual desempeño en la universidad".

El portavoz aseguró que tampoco la antigua profesión de la científica perjudicará sus oportunidades de progreso académico.

De acuerdo con la prensa británica, Magnanti asegura que su madre "me ha apoyado en todo y dice que ella no pretende juzgarme".

Igualmente la doctora recibió el respaldo de la editorial que publicó su libro, Orion Books, según la cual haber revelado su identidad fue una "decisión valiente de Belle de Jour" con quien esperan continuar la relación comercial iniciada en 2005.

En la entrada de este lunes de su blog, Magnanti dice que cualquer interés en su persona debe canalizarse a través de su editor o agente y concluye, para satisfacer a los curiosos y redondear su imagen como mujer emprendedora: "Sí, yo pagué impuestos sobre mis ganancias como trabajadora sexual".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.