Monje rockero le huye al diablo

Hermano Cesare Bonizzi (Imagen cortesía de  www.fratecesare.com)
Image caption "El heavy metal es hermoso", dice el monje, pero reconoce que el género es asociado "al diablo".

Como el hijo pródigo de la parábola evangélica, el monje italiano que se hizo famoso por cantar en una banda de heavy metal deja los escenarios y vuelve al rigor de su comunidad franciscana convencido de que sabe más el diablo por rockero que por diablo.

"Muero como hermano metalero porque el diablo, el que divide, ha tratado de separarme de mis amigos, mi banda, mis hermanos", declaró a la BBC el capuchino Cesare Bonizzi, de 63 años, líder del grupo "Fratello Metallo", con el que ha ofrecido conciertos, grabado discos y alcanzado notoriedad.

"Porque el diablo me ha elevado tanto como figura famosa es que prefiero eliminarlo para evitar esos ruidos", explicó.

"Se hace una conexión extraña entre el heavy metal y el diablo, entre el heavy metal y Satán. Yo creo que el heavy metal es algo hermoso, pero mis hermanos lo detestan. Por eso, no puedo seguir haciendo esa música tan ruidosa", dijo.

Lea: un monje con corazón de metal

Dividido en dos

La historia de amor con el heavy metal de quien fuera misionero en África comenzó hace más de 15 años cuando asistió a un concierto del grupo Metallica y quedó "abrumado por la energía que desprendía".

Desde entonces, Bonizzi ha desempeñado una carrera que lo llevó a actuar junto a grandes del género como Iron Maiden, Judas Priest y el propio Metallica y a grabar discos como "Misteri", en el que canta a mujeres del sur de Italia devotas de la virgen María.

Pero sus canciones no han eludido temas más mundanos como el consumo de drogas y alcohol y el sexo.

A la pregunta de por qué le tomó tanto tiempo llegar a la conclusión de que debía cambiar de rumbo, el monje le comentó a la BBC: "Me percaté de que corría el riesgo de dividirme en dos y separarme de mis hermanos".

"Aunque reciba muchos correos electrónicos de seguidores satisfechos con mi trabajo, mis superiores no están contentos. Ellos no me prohibieron que hiciera lo que hago, pero como no están contentos yo prefiero retirarme".

Clásico y moderno

No obstante, el hermano Bonizzi no piensa dejar la música.

"En vez de heavy metal haré una especie de música clásica con toque moderno. En lugar de metales usaré el cello con su sonido profundo y maravilloso", aseguró.

Y ahora que ya ha tomado la decisión, el religioso dice haber recuperado la alegría e incluso vuelto a cantar en un coro litúrgico.

"Sí, extrañaré la intensidad de la música, la belleza de la música" que venía haciendo, reconoció

"Sin embargo, haré una nueva música, fuerte, metálica, pero sin llegar a ser heavy metal y que no causará escándalo", concluyó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.