Al Polo Sur en busca de whisky

Un grupo de exploradores neozelandeses anunció que llevará a cabo una expedición a la Antártida en busca de un tesoro perdido: no se trata de los restos de un buque o un cargamento de metal precioso. Lo que buscarán son dos botellas de whisky.

Image caption Después de llevar las botellas a Nueva Zelanda, Fastier tendrá que devolverlas a la Antártida.

Las bebidas alcohólicas fueron dejadas allí hace 100 años por el famoso explorador irlandés Ernest Shackleton, que entre 1907 y 1909 realizó dos intentos frustrados por alcanzar por primera vez el Polo Sur.

Las botellas de malta escocesa de la exclusiva marca MacKinlay & Co -que ya no se fabrica- formaban parte de las provisiones que Shackleton y el capitán británico Robert Falcon Scott llevaron consigo en su aventura.

El director de la expedición neozelandesa, Al Fastier, halló las bebidas en 2006 atrapadas en el hielo entre los restos de una tienda de campaña construida por el equipo de Shackleton.

Ahora, Fastier y un grupo de arqueólogos quieren recuperar el botín antes de febrero próximo, con el uso de taladros especiales para perforar el hielo que encierra a las cajas de whisky.

El equipo planea llevar las botellas a Nueva Zelanda, donde serán restauradas.

Sin brindis

A pesar de las tentaciones, Fastier aseguró que su equipo no probará el añejo whisky una vez que sea rescatado.

"Una de las cosas emocionantes para mí es la mística de todo esto. Si se abriera una botella, se alteraría la misteriosa aura que se debería preservar", afirmó.

Sin embargo, la empresa Whyte and Mackay, que en la actualidad es dueña de la marca "McKinlay and Co", no opina lo mismo, y reclama una muestra de la bebida.

La destilería escocesa pretende analizar la composición del whisky, para intentar recrear la mezcla.

Después de llevar el tesoro alcohólico a Nueva Zelanda, el equipo de Fastier tendrá que volver a depositarlo donde fue hallado, para cumplir con las reglas del tratado de conservación histórica firmado por los 12 países que co-administran el continente antártico.

Aventura frustrada

El viaje de Shackleton en 1909 fue suspendido por falta de provisiones, cuando la expedición estaba a menos de 180 kilómetros del Polo Sur Magnético.

Image caption Las botellas fueron dejadas en el continente blanco hace 100 años por el explorador Ernest Shackleton.

El punto más austral de la Tierra fue alcanzado finalmente por el noruego Roald Amundsen el 14 de diciembre de 1911.

Shackleton volvió a la Antártida en 1914, a bordo del barco Endurance, para intentar atravesar el continente a pie. Sin embargo, él y su equipo debieron ser rescatados y no pudieron concluir su travesía.

En 1921 el explorador regresó a la región por última vez, para intentar cartografiar la zona, y falleció el 5 de enero de 1922, tras sufrir un ataque al corazón.

Sus restos descansan en la isla de Georgia del Sur, donde se erigió una monumento en su memoria.

Contenido relacionado