Uruguay logra el último pasaje a Sudáfrica

Uruguay obtuvo este miércoles el último cupo al Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010 al empatar 1 a 1 con la selección de Costa Rica en el partido de vuelta jugado en el estadio Centenario de Montevideo.

Image caption Abreu marcó el gol de Uruguay, que selló el pasaporte a Sudáfrica.

En el primer encuentro del repechaje, Uruguay había ganado por 1 a 0 como visitante.

En un partido muy parejo y encendido, el delantero celeste Sebastián Abreu abrió la cuenta para el equipo de Oscar Washington Tabárez a los 25 minutos del segundo tiempo, pero rápidamente el tico Walter Centeno marcó el empate tres minutos después, poniéndole suspenso al repechaje y hundiendo a los locales en la desesperación.

Pero el empate fue el resultado final, depositando a Uruguay en el anhelado mundial.

"Es increíble que haya que sufrir tanto para ir a un Mundial, pero se ve que estamos destinados a eso", dijo el capitán Diego Lugano a los periodistas en la cancha del Centenario.

Por su parte, Abreu, el héroe de la noche expresó: "Esto que me dio Dios hoy no tiene precio".

Las calles orientales

La colaboradora de BBC Mundo en Montevideo Verónica Psetizki informó que "Uruguay vive una noche de alegría. Con mucho ruido: tocando bocina, tirando fuegos artificiales, con gritos de júbilo, así festejan los uruguayos la clasificación de la selección".

Image caption Los uruguayos festejaron con pasión la clasificación que se les venía negando.

Las decenas de miles de personas que colmaron el estadio Centenario y que en los últimos minutos alentaron con fuerza al equipo que trataba por todos los medios de conseguir una ventaja, o al menos de mantener el empate, saltaron y celebraron al grito de "¡Soy Celeste!" por varios minutos, agregó Psetizki.

A la salida del estadio, los comentarios reflejaban una mezcla de júbilo y alivio. "Sufrimos más de lo que merecíamos; los uruguayos estamos acostumbrados a sufrir, pero al menos esta vez clasificamos", le dijo un hincha a BBC Mundo.

"Siento una alegría enorme. No importa que hayamos empatado, lo que importa es que vamos al Mundial", indicó Jorge Jakob, que vio el partido en su casa, por televisión. "Es genial que mis hijos, de ocho y seis años, van a poder ver por primera vez a Uruguay en una Copa del Mundo", agregó.

Otros comentarios apuntaban a la importancia de regresar a un Mundial, ya que Uruguay no logró competir en el último campeonato del mundo, Alemania 2006. "Recuperamos la vigencia que tuvimos en otro momento, es el sueño de todos", comentó otro uruguayo feliz.

Sin milagros

Image caption Costa Rica tuvo que resignarse, ante un rival con más historia.

Mientras, el colaborador de BBC Mundo en Costa Rica Gilberto Lopes describe otro clima en ese país.

"Los miles de aficionados costarricenses quizás vivieron los 15 minutos más tensos del fútbol nacional, cuando una victoria en el Centenario parecía posible, esperando un milagro que finalmente no sucedió".

Cuando Uruguay hizo el 1 a 0, agrega Lopes, todo parecía resuelto, hasta que el gol de Walter Centeno, que empató el encuentro a 15 minutos del final, despertó una euforia que sólo se apagó con el pitazo final, que dejó Costa Rica fuera del mundial de Sudáfrica.

El partido

En el primer tiempo, Uruguay mostró una ofensiva casi constante, arrinconando a Costa Rica en su arco desde el comienzo, aunque fallaba a la hora de definir.

Los delanteros Luis Suárez y Diego Forlán llegaron en varias ocasiones al arco, asistidos por el joven mediocampista Nicolás Lodeiro, de 20 años y convocado recientemente a la selección.

En la segunda mitad, Costa Rica jugó de arranque con una defensa más marcada, mientras que Uruguay intentaba mantener el control del encuentro.

En las dos últimas décadas, Uruguay participó sólo en dos mundiales y es la tercera vez consecutiva que va a repechaje.

Últimas plazas

Este miércoles también se decidieron las últimas plazas en Europa y África con la disputa de los partidos de vuelta del repechaje.

Argelia logró el pase con una victoria de 1-0 sobre Egipto, en partido disputado en campo neutro en Sudán. Ambas selecciones habían terminado la fase de grupos igualados en puntos, victorias, goles a favor y en contra, registrando también igualdad en los partidos disputados entre sí, al ganar 2 a 0 un encuentro cada uno.

Francia se clasificó al empatar con Irlanda 1 a 1 en París gracias a una polémica jugada en la que el delantero Thierry Henry dominó el balón con la mano en tiempo extra. Los galos habían ganado el partido de ida por 1-0, pero Irlanda igualó la eliminatoria en tiempo regular gracias a un gol de Robbie keane.

Portugal, en tanto, nuevamente sin contar con su estrella Cristiano Ronaldo, venció por 1 a 0 a Bosnia, igual resultado al obtenido como local en el cotejo de ida, con lo que se aseguró la clasificación.

Grecia selló un lugar en Sudáfrica 2010 tras vencer 1 a 0 como visitante a Ucrania. En el partido de ida, habían empatado 0 a 0.

Finalmente, Eslovenia clasificó tras derrotar 1 a 0 a Rusia, que llegó de visitante con una ventaja de 2-1. El gol de visitante vale doble.

Sudáfrica contará con los siete países que alguna vez han ganado la Copa del Mundo. Brasil (5 títulos), Italia (4), Alemania (3), Argentina y Uruguay (2) e Inglaterra y Francia (1).

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.