Crímenes horrendos asombran a Perú

Policías peruanos muestran botellas que contienen grasa humana
Image caption La policía mostró envases de plástico que contenían grasa humana.

La policía peruana anunció la detención de cuatro personas que presuntamente formaban parte de una red criminal que secuestró y descuartizó a un número aún no determinado de personas para extraer la grasa de sus cuerpos y venderla a mercados de cosméticos de Europa.

Las autoridades todavía están buscando a otros seis supuestos miembros de la banda, conocida como Los Pishtacos, entre los que habría dos italianos.

Las investigaciones comenzaron cuando a principios de este mes la policía detuvo a dos de los presuntos integrantes del grupo -que operaba en los departamentos andinos de Huánuco y Pasco- mientras recogían en una empresa de transporte un envase de plástico que contenía grasa humana.

Hasta el momento, la única víctima confirmada es Abel Matos, un joven de 27 años asesinado a mediados de septiembre, cuya grasa y restos fueron hallados por las autoridades.

El jefe de la División de Secuestros de la policía peruana, el coronel Jorge Mejía, explicó que los detenidos han confesado haber secuestrado a otras cinco personas.

La autoridades sospechan que el número de víctimas podría elevarse a 60, en base al número de desapariciones reportadas en el área donde operaba la red criminal.

El jefe de la Dirección de Investigación Criminal de la policía peruana, Eusebio Félix Murga, aseguró que los supuestos integrantes Los Pishtacos llevaban a sus víctimas con engaños a lugares solitarios, donde las decapitaban, y luego las trasladaban a laboratorios caseros para extraerles la grasa, que vendían a un precio de US$15.000 el litro.

"Muchas víctimas"

"Por la cantidad de grasa que han comercializado podemos indicar que son muchas las víctimas", manifestó Murga.

La grasa extraída por la banda era ofrecida en Lima a intermediarios y se cree que su destino eran empresas europeas que fabrican cosméticos, aunque hasta el momento no se ha podido confirmar ninguna venta.

Según el periodista de la BBC Emilio San Pedro, el nombre con el que se conoce a la banda -Los Pishtacos- hace referencia al mito andino sobre extranjeros blancos que asaltaban durante las noches a los caminantes para extraerles la grasa y hacer con ella jabones, lubricantes y cremas de belleza.

San Pedro explica que en la actualidad la grasa humana se utiliza en diversos procedimientos cosméticos, como las inyecciones faciales para rellenar labios y mejillas.

En cualquier caso, en la mayoría de estos procedimientos suele utilizarse la grasa del propio paciente.

Expertos consultados han mostrado su escepticismo sobre la existencia de un mercado de grasa humana, ya que aseguran que en la mayoría de países está disponible la de personas que la donan tras procedimientos quirúrgicos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.