El fútbol los ayudó a robar

La pasión de los brasileños por el fútbol permitió que un grupo de delincuentes se llevara más de US$6 millones en efectivo de una empresa de transporte de valores.

Image caption El robo supuestamente ocurrió durante la final del campeonato brasileño de fútbol.

La policía de la ciudad de Sao Paulo informó que el domingo pasado los asaltantes excavaron un túnel debajo del edificio de la empresa y la atracaron justo cuando se jugaba la final del campeonato brasileño de fútbol entre el Flamengo de Río de Janeiro y el Gremio de Porto Alegre.

“Inclusive cuando un guardia de seguridad escuchó un ruido fuerte al parecer pensó que sólo se trataba de un disparo más de los fuegos artificiales que los emocionados aficionados del fútbol habían estado lanzando toda la tarde”, señaló el corresponsal de la BBC en Brasil, Gary Duffy.

Vea: Brasil: mayor robo de su historia

“La policía cree que los ladrones se instalaron en una casa cercana a la empresa de camiones blindados durante cuatro meses mientras preparaban el golpe”, agregó.

Los bomberos encontraron mapas y herramientas abandonadas tras inspeccionar el túnel de 100 metros de largo que comunicaba a la casa con la sede de la empresa.

Sin huellas

La empresa (Transnacional Transporte de Valores e Segurança Patrimonial Ltda), ubicada en el sector de Vila Jaguara del oeste de Sao Paulo, inicialmente informó que se habían llevado US$6 millones de su bóveda.

Sin embargo informes posteriores dan cuenta de que el monto podría ascender al doble.

“Los ladrones claramente tenían tiempo libre mientras aguardaban el momento adecuado para el robo. En el interior de la casa había un árbol de Navidad completamente decorado”, según Duffy.

La propiedad al parecer fue alquilada por una pareja con un bebé, un hecho que ayudó a eliminar sospechas.

Los vecinos señalaron que el ruido en el túnel sólo se escuchaba en las mañanas y al comienzo de la tarde.

Antes de abandonar el inmueble los ladrones pintaron las paredes para eliminar todas las huellas dactilares, según la policía.

Sacos de monedas

Cuando ingresaron a la casa los agentes de la ley únicamente encontraron sacos de monedas y bolsas llenas de barro.

Este último robo recuerda una acción similar perpetrada en 2005, cuando un grupo de ladrones sustrajo cerca de 150 millones de reales (US$65,2 millones en aquel entonces) de la sucursal del Banco Central de Brasil en la ciudad norteña de Fortaleza.

Usaron el mismo modus operandi al excavar un túnel de unos 200 metros de largo, desde una casa que habían alquilado hace tres meses, situada a dos cuadras del banco.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.