"Toque femenino" en las empresas francesas

La Asamblea Nacional francesa aprobó un proyecto de ley para obligar a las grandes empresas a contar con una cuota de 40% de mujeres en sus directorios, una idea que podría transformar la escena local de los negocios.

Image caption La iniciativa fue presentada por el partido de Sarkozy.

La iniciativa que los diputados franceses aprobaron este miércoles fue lanzada por el partido del presidente Nicolas Sarkozy para lograr una mayor igualdad de género las compañías locales, ahora dominadas por hombres.

Para entrar en vigor, el texto deberá contar también con el voto favorable del Senado.

Sin embargo, los expertos creen que el proyecto enfrentará desafíos prácticos aún si resulta aprobado, entre ellos la falta de formación de mujeres en algunos sectores importantes de la producción.

“Electroshock”

Una investigación publicada esta semana indicó que en los consejos de administración de las principales 500 empresas de Francia la cantidad de mujeres es de apenas 8% del total de miembros.

El estudio fue divulgado por la consultora Capitalcom y sugirió que la presencia femenina se ha mantenido sin cambios en los últimos tiempos en todos los niveles de dirección de las empresas francesas.

“El objetivo es crear un electroshock”, explicó el jefe de la bancada oficialista de diputados, Jean-François Copé, uno de los firmantes del proyecto de ley.

El texto obligaría a unas 650 empresas que cotizan en la bolsa francesa a tener al menos 20% de mujeres en sus consejos de administración tres años después de promulgada la ley y 40% seis años después.

En caso de que no se respete este objetivo, el proyecto votado prevé sancionar a las empresas con la nulidad de decisiones adoptadas por sus consejos de administración.

Sin embargo, la idea de Copé de obligar a las empresas a alcanzar una paridad de 50% de mujeres en sus directorios para el año 2015 fue descartada en la comisión que estudió el proyecto.

El ministro francés de Trabajo, Xavier Darcos, sostuvo que el texto legislativo supone “un primer paso importante” para una mayor presencia de mujeres en las empresas del país.

El ejemplo noruego

Francia figura rezagada en Europa respecto a la participación de mujeres en los ámbitos de dirección empresariales.

Los estudios sobre el tema ubican a Noruega a la cabeza del continente y del mundo, con 44% de presencia femenina en los directorios de las compañías nacionales.

El fenómeno noruego es atribuido a una ley que desde 2003 promovió un aumento de la participación femenina en los directorios de las compañías, que a comienzos de la década pasada apenas llegaba a 6% del total.

La idea de aplicar una ley similar en Francia cuenta con el apoyo de dos de cada cinco personas, según una encuesta reciente del instituto Obéa-Infraforces.

“El principio está muy bien”, dijo Michel Ferrary, presidente del Observatorio de Presencia Femenina de Empresas Francesas, en diálogo con BBC Mundo.

“Difícil”

Sin embargo, Ferrary advirtió que una eventual ley enfrentaría problemas prácticos como la formación de mujeres para puestos de dirección empresarial, algo que el proyecto ignora.

Explicó que hay campos de actividad como las industrias automotriz, siderúrgica o de armamento que están dominados por hombres y “va a ser difícil encontrar rápido mujeres que conozcan bien esos sectores”.

En cambio, sostuvo que hay ramas como la industria de lujo o la banca donde la presencia femenina es bastante mayor que el promedio y “va a ser relativamente fácil hallar gente competente”.

Francia aún tiene pendiente adaptarse a una reforma aprobada en 1999 para asegurar una mayor participación de mujeres en la vida política.

Un informe divulgado este miércoles indicó que el año pasado hubo un retroceso respecto a 2008 en la presencia femenina en distintos sectores de la administración pública.

Cuestionamientos

En el marco del debate parlamentario, la oposición socialista acusó a la oficialista UMP de ser el grupo político más retrasado en materia de igualdad de género, pese al proyecto de ley que ahora promueve para las empresas.

La iniciativa contó con el apoyo de los diputados de la UMP y de Nuevo Centro, mientras que la izquierda y los representantes verdes se abstuvieron.

Los sindicatos también cuestionaron el proyecto oficialista.

La CGT, la mayor organización obrera francesa, indicó que el texto debería imponer desde el comienzo una presencia femenina de 33% en los consejos de administración empresariales y sanciones por incumplimiento.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.