Batalla legal por ley de aborto irlandesa

Prueba de embarazo
Image caption El caso representa el primer desafío legal a las leyes sobre aborto en más de 15 años, indicó Dymond.

La Corte Europea de Derechos Humanos será el escenario, a partir de este miércoles, de una pugna por un asunto que divide radicalmente a la sociedad: el aborto.

Tres mujeres que viven en Irlanda reclaman que las leyes contra el aborto de su país violan la Convención Europea de los Derechos Humanos, de la cual Irlanda es signatario.

Las mujeres viajaron al Reino Unido para que se les practicaran abortos.

El gobierno de Irlanda designó a dos abogados quienes argumentarán ante el Tribunal de Estrasburgo que este país tiene el derecho soberano de proteger la vida de los no natos.

Los abogados del gobierno irlandés señalan que las salvaguardas incluidas en la Convención de los Derechos Humanos no pueden ser interpretadas como una defensa del derecho al aborto.

Desafío legal

Las tres mujeres reciben el respaldo de la Asociación Irlandesa de Planificación Familiar y son reconocidas en los documentos como "A", "B" y "C".

El diagnóstico de una de ellas reconoce el riesgo de un embarazo ectópico, en el cual el feto se desarrolla fuera del útero. Otra de ellas quedó embarazada mientras recibía un tratamiento de quimioterapia contra el cáncer. La tercera ya tenía varios hijos que habían pasado a manos de los servicios sociales por su incapacidad para criarlos.

Las demandantes sostienen que al verse obligadas a viajar al exterior para tener abortos pusieron en peligro "su salud y bienestar" aspecto que está resguardado en la Convención Europea de Derechos Humanos.

El caso representa el primer desafío legal a las leyes sobre aborto en más de 15 años, indicó el corresponsal para Europa de la BBC, Jonny Dymond.

Según el periodista de BBC Mundo, Claudio Rojas, el aborto en Irlanda fue proscrito en 1861 con una ley que establece la opción de cadena perpetua para las mujeres convictas "de procurarse una pérdida de manera ilegal".

El dictamen se prevé para el próximo año, tras un día de audiencia.

Si las mujeres ganan el caso, la ley contra el aborto irlandesa tendría que ser enmendada para tomar en cuenta la salud y el bienestar de las mujeres embarazadas. Esto significa que Irlanda quedaría sin el soberano derecho de proteger incondicionalmente la vida del no nato, concluyó Rojas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.