Un siglo después renace el whisky inglés

Whisky inglés
Image caption El nuevo whisky empieza a tener críticas positivas.

Los amantes del whisky pueden brindar con el primer whisky de malta inglés que se produce en un siglo.

Este jueves se empezó a embotellar y el director de la empresa que lo produce cree que le puede dar la batalla al whisky escocés, que es el de más renombre en el mundo.

James Nelstrop, quien dirige la Destilería de San Jorge, en Norfolk, un condado al oriente de Inglaterra, afirma que la producción del whisky fue la culminación de "un sueño de 45 años".

La destilería fue construida en 2006, y ahora produjo whisky después de tres años de maduración del primer lote.

Pero, ¿de verdad puede competir con el "Scotch Whisky"?

Según la corresponsal de la BBC Janet Barrie, en lo que va del año, se han vendido 10 millones de botellas de Scotch en todo el mundo.

Credenciales

El autor de la Biblia del Whisky, Jim Murray, fue uno de los primeros en probar el nuevo whisky apenas salía de su barril.

"OK, tiene tres años. Estoy salivando, es asombrosamente jugoso. Oh, es sin duda una malta única, porque la malta late absolutamente en toda la bebida", dijo Murray.

Image caption ¿Le dará batalla al Scotch?

La imagen de San Jorge matando un dragón en la etiqueta destaca las credenciales de la bebida inglesa.

"Este año esperamos vender 2.500 botellas en la región, el próximo año, alrededor de 45.000", dijo Nelstrop.

"Toda la evidencia es que rebasaremos nuestros objetivos este año y el próximo, con la base de que estamos ya enviando material a Canadá, Japón, Francia y Alemania".

A fines del Siglo XIX, había destilerías en Londres, Liverpool y Bristol.

La Asociación de Whisky Escocés confirmó que es la primera vez que se produce whisky inglés en un siglo.

"Que otros países estén también buscando hacer whisky es una prueba del éxito global del Scotch", dijo un vocero de la asociación. "Le damos la bienvenida a nuestros amigos de Norfolk a la familia mundial de whisky".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.