Egipto recupera reliquias

Cinco fragmentos de un mural antiguo fueron devueltos por Francia a Egipto, en el desenlace de una polémica sobre el robo de material arqueológico que salpicó al museo más prestigioso de París, el Louvre.

Image caption Además de los fragmentos de mural, Egipto ha reclamado la devolución de otras antigüedades.

En una señal sobre la importancia del hecho para ambos países, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, entregó personalmente este lunes uno de los fragmentos a su par egipcio, Hosni Mubarak, de visita en París.

Un comunicado de la presidencia francesa sobre esta devolución indicó que “Francia está particularmente comprometida en la lucha contra el tráfico ilegal de obras de arte”.

Las piezas devueltas por Francia provienen de una tumba del Valle de los Reyes, cerca de Luxor, donde fue sepultado hace 3.200 años un príncipe de la dinastía XVIII, período de esplendor de la civilización faraónica.

Se sospecha que las reliquias fueron robadas en la década de 1980 y adquiridas por curadores del Louvre en 2000 y 2003, aunque Francia sostuvo que la compra se efectuó “de buena fe”.

Lea: Egipto pide la piedra Rosetta... prestada

Polémica

Las piezas que regresan a Egipto son relativamente pequeñas, de cerca de 15 centímetros de largo y 30 de altura, pero la controversia que causaron fue grande.

Image caption Una convención de la UNESCO exige que las reliquias contrabandeadas sean devueltas a su país de origen.

El momento más álgido de la disputa entre El Cairo y París por los fragmentos del mural antiguo se registró en octubre, cuando el principal arqueólogo egipcio rompió relaciones con el Louvre.

La decisión de Zahi Hawass, que encabeza una campaña para recuperar varias reliquias que sostiene que fueron robadas de su país, significó para Francia el riesgo de ser excluida de futuros trabajos arqueológicos en Egipto.

Hawass acusó a los curadores del Louvre de haber adquirido las reliquias a sabiendas de que se trataba de material robado.

Apenas 48 horas después del anuncio de Hawass en octubre, Francia anunció que devolvería los cinco fragmentos que tenía el Louvre.

Una convención de la UNESCO estableció en 1970 que las reliquias contrabandeadas deben ser devueltas al país de origen, al cual pertenecen.

Lea: El Louvre devolverá piezas a Egipto

Sospechas

Francia sostiene que cuatro de las piezas que causaron la disputa con Egipto fueron compradas por el Louvre como parte de la colección del fallecido arqueólogo Gaston Maspero en 2000. La otra se vendió en una subasta en 2003.

El famoso museo parisino las tuvo desde entonces en su depósito.

Pero el año pasado, tras un trabajo arqueológico en la tumba egipcia de donde provienen las piezas, aumentaron las sospechas de que alguna vez hayan sido robadas y sacadas ilegalmente de Egipto, admitió el comunicado francés.

Agregó que la devolución se hizo “conforme a la calidad de las relaciones entre los dos países y la excelencia de su cooperación en el campo de la arqueología”.

Mubarak agradeció la devolución, tras un almuerzo con Sarkozy en la sede de la presidencia francesa.

Hawass también ha solicitado el retorno a Egipto de la Piedra de la Rosetta, que se exhibe en el Museo Británico, y el busto de la reina Nefertiti, que se exhibe en el Museo Neues de Alemania.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.