La guerra por el No. 1 navideño

Joe McElderry
Image caption Joe McElderry no ganó la primera vez que participó en el concurso, en 2007.

Una vieja banda de rock y un joven cantante se disputan el número uno en la venta de discos sencillos en el Reino Unido para el periodo navideño.

Durante décadas la competencia por ese honor era feroz, pero en los últimos años las cosas han cambiado debido a la influencia de un programa de televisión.

El programa, "The X-Factor", del canal ITV, es un concurso que termina poco antes de la Navidad y su ganador tiene garantizada la publicación de un sencillo que, a causa de la popularidad del show, suele alcanzar el primer lugar.

Sin embargo, este año un grupo de la red social Facebook se ha propuesto evitar que eso ocurra.

Sus miembros le están pidiendo al público que no compre la balada "The Climb" ("El ascenso"), interpretada por el vencedor de "X-Factor" en 2009, Joe McElderry, de 18 años de edad.

En su lugar, sugieren que se adquiera la canción pacifista "Killing in the Name" ("Matando en el nombre"), de la banda Rage Against The Machine, que fue un éxito en 1992.

"Explotación"

La organizadora del grupo de Facebook, Tracy Mortar, le dijo a la BBC que ella no tiene nada en contra de McElderry o de otros jóvenes cantantes.

Según ella, a lo que se opone es al éxito garantizado de algunas canciones de pop que, en su opinión, son "aburridas" y "nada originales".

"Cuando yo era niña, me preguntaba cuál sería el número 1 en la Navidad...me gustaba que fuera algo impredecible", señaló.

Mortar también acusa al creador y juez de "The X-Factor", el empresario multimillonario Simon Cowell, de "explotar los sueños" de los cantantes.

"Los hace famosos, pero después son muy afortunados si pueden continuar", dijo.

"Campaña cínica"

Cowell niega que eso sea cierto.

"Creo que se trata de una campaña cínica en mi contra, que va a dañar a la industria", opinó.

Image caption Cowell ha sido juez en varios programas de "caza de talentos".

"También me parece que muestra un increíble desdén hacia las personas que disfrutan del show".

"Tratan a nuestro público como si fueran estúpidos", añadió.

Los detractores de Cowell dicen que él no puede hablar de cinismo ya que organiza el final del concurso para que coincida con el período prenavideño.

Según datos parciales, por ahora la campaña de los más de 750.000 miembros del grupo de Facebook está dando resultados y la canción de Rage Against The Machine lleva la delantera.

Pero los admiradores de McElderry señalan que, pase lo que pase, el joven ya firmó un contrato de grabación por más de US$1,6 millones.

Y lo hizo nada menos que con la firma disquera Syco, cuyo dueño es precisamente Simon Cowell.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.