Parodia sobre la Virgen causa escándalo

Cartel mostrado en Nueva Zelanda.
Image caption Según los responsables del cartel, con esta imagen buscaban generar debate.

Un cartel en el que se hace una parodia sobre el nacimiento de Jesucristo a las puertas de una iglesia de Nueva Zelanda levantó un escándalo en el país. Según sus autores, la polémica imagen sólo pretendía "cuestionar los estereotipos".

Un José con cara de abatimiento yace en una cama junto a María. Sobre ellos, un letrero: "Pobre José. No es fácil hacerlo como Dios".

La iglesia de San Mateo, en la ciudad de Auckland, que colocó el cartel, aseguró que su intención fue provocar un debate.

Debate

Pero la Iglesia Católica, entre otras, condenó la imagen por "inapropiada" e "irrespetuosa".

Pocas horas después de su colocación, el anuncio fue cubierto de pintura marrón.

El vicario de la iglesia, el archidiácono Glynn Cardy, aseguró que el objetivo del cartel era parodiar el sentido literal de la historia de la concepción de la Navidad.

"Lo que hemos intentado es que la gente piense más sobre el fondo de la Navidad", afirmó Cardy a la Asociación Neozelandesa de Prensa (NZPA, por sus siglas en inglés).

"¿Se trata de un Dios espiritual y masculino que envía esperma a la tierra para que pueda nacer un niño? ¿O se trata del poder del amor de Jesús entre nosotros?", agregó.

Respuestas

Image caption Pocas horas depués de su colocación, la imagen del cartel fue pintada de marrón.

Según Cardy, su iglesia recibió correos electrónicos y llamadas de teléfono sobre la imagen.

"Alrededor del 50% dijeron que les gustaba y para la otra mitad resultaba terriblemente ofensiva. Pero sólo hubo 20 respuestas, esto es Nueva Zelanda", aseguró.

En cambio, desde la Diócesis Católica de Auckland, se consideró la imagen una falta de respeto a los cristianos.

"Nuestra tradición cristiana de más de 2.000 años asegura que María permaneció virgen y que Jesús fue hijo de Dios, no de José", indicó el vocero de la Diócesis, Lyndsay Freer, en declaraciones al diario New Zeland Herald.

El grupo de defensa de los valores familiares "La Familia Primero" sugirió que cualquier debate en torno a la Virgen debería mantenerse en el seno de la Iglesia.

"Hacer que los niños y las familias se enfrenten a estas cuestiones a través de un cartel en la calle es completamente irresponsable e innecesario", apuntó el director de "La Familia Primero", Bob McCroskie.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.