¿Inocencia perdida?

Niños a las risas
Image caption Bromas y guerras de agua son habituales en distintas ciudades de la región en esta fecha.

Es tradición heredada de España que en América Latina se gasten bromas los 28 de diciembre, fecha en que la iglesia Católica celebra el Día de los Santos Inocentes. Hasta los medios acostumbran publicar noticias falsas con esta excusa, pero puede que este año la realidad haya superado la ficción, y por eso se haya abandonado la chanza.

"Inocentadas" las hay de todo tipo y color, desde informar a un amigo que han metido preso a un familiar, hasta esconderle el coche al cónyuge, pasando por las inconvenientes llamadas a los servicios de emergencia. En algunos países de climas cálidos se juegan "guerras de agua", y muchos evitan prestar cosas a los amigos, puesto que lo que se presta un 28 de diciembre ya no regresa al dueño, según la tradición.

En años anteriores se llegó a anunciar en titulares el casamiento de Evo Morales con una cruceña, y se publicaron fotomontajes de un supuesto encuentro entre George W. Bush y Osama Bin Laden.

"Reinstauran a Manuel Zelaya en la presidencia de Honduras", "Obama se hace un implante de senos", o "Chávez cambia su nombre a Simón Bolívar", podrían haber encabezado páginas este lunes, y sin embargo, los principales diarios latinoamericanos se abstuvieron de publicar chistes en 2009.

Puede ser que la recesión o lo inverosímil de algunas historias ciertas que han ocupado espacio mediático en los últimos meses hayan desmotivado a los periodistas, así como la escasez de agua en varios países de la región llevó a algunas autoridades a restringir su uso en las calles.

Opine: ¿Cuándo perdimos la inocencia?

Un origen macabro

Image caption Un grabado francés del siglo XIV recuerda el episodio de la matanza de los niños ordenada por Herodes.

Esta jornada de bromas no tiene un origen muy festivo precisamente, por lo menos según lo que señala una de las versiones históricas que existen al respecto.

En el Día de los Inocentes se conmemora una matanza de niños pequeños. De acuerdo a la versión cristiana recogida en el evangelio de Mateo, hace más de dos mil años el rey Herodes decidió aniquilar a todos los menores de dos años en Belén, con el objetivo de acabar con el recién nacido Jesús.

Aparentemente, tomó esta decisión luego de escuchar el relato de unos "magos venidos de Oriente", quienes le advirtieron de que acababa de nacer un infante que sería el rey de los judíos y en consecuencia pondría en peligro su reinado.

La iglesia Católica decidió honrar a los infantes muertos como "los primeros mártires de Jesús", que con el paso de los años se convirtieron en los "Santos Inocentes".

En el hemisferio norte se celebra una fecha similar el 1 de abril; en el Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania y otros países, lo llaman "April Fools's Day" o "Poisson d'Avril".

Contenido relacionado