Un minuto más para el Juicio Final

Conferencia de prensa del BAS en Nueva York
Image caption Los científicos anunciaron que retrasaban el Reloj del Juicio Final en Nueva York.

El llamado Reloj del Juicio Final, que indica los "minutos para la medianoche" que le restan a la raza humana para su destrucción total, retrasó las manecillas un minuto.

El mecanismo, creado en 1947 por el Boletín de Científicos Atómicos (BAS, por sus siglas en inglés) en Chicago, marca ahora seis minutos para la medianoche.

La decisión se tomó tras consultar a un panel de expertos que incluye a 19 Premios Nobel, y fue adoptada por la “situación esperanzadora en el plano internacional”, en lo que supone el ajuste número 18 desde que se creó el reloj.

La última vez que se ajustó fue en enero de 2007 cuando marcó cinco minutos para la medianoche debido a la amenaza del calentamiento global que se agregó a la de guerra nuclear.

Esperanza

Al anunciar esta decisión, la junta del BAS dijo que ahora había "más voluntad política" para luchar contra el "terror de las armas atómicas" y "un cambio climático desbocado".

"Reconocemos los signos de colaboración entre Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea, India, China, Brasil y otros sobre seguridad nuclear y la estabilización del clima", afirmaron los portavoces de la junta durante una rueda de prensa en Nueva York.

Sin embargo, tal como apunta el especialista de la BBC, Dee Sebastian, el organismo advirtió a los científicos que el reloj sigue haciendo tic-tac.

"Al retrasar el reloj sólo un minuto queremos hacer hincapié en que todavía queda mucho por hacer", afirmaron.

Crisis de Cuba

El reloj fue creado en plena Guerra Fría, tan sólo dos años después de que EE.UU. lanzara dos bombas atómicas contra Japón forzando su rendición en la Segunda Guerra Mundial.

Entonces el reloj marcaba siete minutos para la medianoche, alcanzando su momento más crítico en 1953 cuando llegó a estar a dos minutos después de que EE.UU. y Rusia lograran desarrollar y probar sus primeras bombas termonucleares.

El mejor momento llegó en 1991 al término de la Guerra Fría y cuando las potencias se embarcaron en reducir sus stocks nucleares.

Irónicamente, durante la crisis de los misiles en Cuba de 1962 que estuvo a punto de provocar una guerra nuclear entre EE.UU. y Rusia, el reloj marcaba 12 minutos para la medianoche, demostrando que no está preparado para reflejar crisis de corta duración.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.