La cara latina en Sundance

Utah bajo la nieve
Image caption El invierno de Utah no enfría la calurosa recepción en las salas al cine independiente.

El Festival de Cine Sundance 2010 se inauguró este miércoles en Utah, Estados Unidos, con una importante muestra hispana de películas y documentales, en el marco de cambios fundamentales de cómo se vende y distribuye un proyecto fílmico.

El festival anual lo preside el actor y director estadounidense Robert Redford y fue fundado en 1978 para promover la producción interna e internacional de cine independiente, en contraste al cine producido por los grandes estudios de Hollywood.

En sus 21 años, las películas hispanas –sobre todo las latinoamericanas- han sido parte fundamental del Festival Sundance. Esta edición cuenta con la participación de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Perú, México y España que abordan temas políticos, ambientales, homosexuales y de derechos humanos.

Sundance siempre manifestó un serio interés en establecer una relación con los cineastas hispanos, inicialmente con Brasil, Argentina y México, considerados los motores de cine innovador en la región.

Desde 1990 se iniciaron laboratorios en estos países y programas copatrocinados por el canal de televisión japonés NHK, los cuales generaron una gran colección de cintas latinoamericanas y un fuerte vínculo con un floreciente grupo de realizadores que llegaron a establecer su nombre a nivel global.

Cine latinoamericano

Este movimiento se ha expandido a otros países, le comentó a BBC Mundo Caroline Libresco, cabeza de programación del festival, que ha notado un desarrollo impactante en la cantidad y calidad del cine latinoamericano.

Image caption La producción peruana Contracorriente encabeza la oferta latinoamericana.

"Viajé recientemente a Colombia, Perú y Chile, países que han producido una nueva tanda de productores que están realizando un trabajo muy emocionante, desarrollando talento, libretos y recaudando financiación de todas partes del mundo", comentó la programadora.

Libresco dice que hace dos años figuró con gran éxito la película colombiana Perro come perro y el año pasado La nana, una producción chilena, obtuvo un gran recibimiento en Estados Unidos y el mundo.

Este año se espera lograr lo mismo con Contracorriente, una muestra del cine peruano de la nueva generación que enfrenta el costumbrismo de una pintoresca aldea de pescadores con la secreta relación homosexual de los dos protagonistas.

Contracorriente ha sido postulada al premio de cine dramático internacional, una de cuatro competencias en el festival.

El secreto de los antropólogos

Image caption El secreto de las tribus aborda los polémicos estudios de los yanomami.

En otra competencia, la de documental internacional, el candidato es Los secretos de la tribu, un documental dirigido por el brasileño José Padilha sobre unos polémicos estudios antropológicos en torno a los indígenas yanomami de Venezuela.

El tema original, propuesto por un productor de la BBC, suponía indagar sobre las acciones y efectos de dos escuelas rivales de antropología y sus supuestas actividades escandalosas durante sus estudios de este primitivo pueblo.

Las dos escuelas parten desde dos plataformas diferentes -evolución biológica versus evolución psicológica- y sacan conclusiones enfrentadas sobre los yanomami: unos los tildan de violentos, mientras los otros los encuentran pacíficos.

Las diferencias en el campo científico desbordan en una disputa acalorada, no corta de insultos y acusaciones mutuas de pederastia y genocidio.

Padilha le dijo a la BBC que optó por concentrarse en la discordia personal entre los antropólogos y preguntarse a lo largo del documental si esa disciplina puede considerarse una ciencia verdadera.

Image caption JoséPadilha ganó un Oso de Oro en Berlín el año pasado.

"El conocimiento científico tiene que satisfacer ciertas reglas, entre ellas establecer y guiarse por los hechos. Los antropólogos no se ciñen a los hechos, no se ponen de acuerdo en nada. Ni siquiera están de acuerdo en el nombre de la tribu que están estudiando", expresó el director brasileño.

"Sus conflictos generan una guerra personal entre antropólogos, con las expresiones más bajas e indecentes, no un debate sobre quiénes son los yanomami", continuó.

"El secreto de la tribu no se refiere al secreto de los yanomami", explicó Padilha, "sino al secreto de los antropólogos".

Situación "emocionante"

La expectativa de este documental y, en realidad, de todos los participantes en el festival es lograr la distribución de sus cintas en salas internacionales o, por lo menos, pactar algún acuerdo para un proyecto futuro.

"Es un ambiente de descubrimiento, hay mucha emoción", subrayó Caroline Libresco.

"Aquí se encuentra toda la gente de la industria de Estados Unidos, más compradores, distribuidores y cazatalentos de todas partes del mundo", relató.

Image caption Hay un ambiente de gran entusiasmo sobre los que puede suceder en el futuro con la distribución de películas.

Sin embargo, los días en que un pequeño filme era comprado por cinco o diez veces su costo de producción para ser distribuido en numerosas salas ya no se repetirán, advirtió Libresco.

"Vivimos en un mundo diferente. La distribución de películas en una era digital es otra cosa por completo", señaló.

No obstante, la situación hace más emocionante la situación en el festival. La programadora dice que hay un ambiente de experimentación con las diferentes plataformas en las que se puede lanzar una película.

"Hay reuniones y seminarios de cómo se va a enfrentar el cambio digital. Algunos realizadores ya están hablando de lanzar ellos mismos sus proyectos tan pronto finalice el festival", vaticinó.

La recepción del cine latinoamericano en el festival es excepcional, dice Libresco; tiene una reputación de ser bueno e innovador y las salas están siempre llenas, lo que augura muy bien para el momento de distribución.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.