A México se le enfrió el café

Taza de café
Image caption El crudo invierno no sólo dañó cultivos de café sino también de caña, cítricos y cebada, entre otros.

La ola de frío que recientemente azotó a México dañó los cultivos de café. Organizaciones de productores estiman una pérdida de 10% en la cosecha de este año, es decir, unos 400.000 sacos, aunque el cálculo oficial de daños aún no termina.

Más de 35.000 hectáreas en cinco estados fueron afectadas por las bajas temperaturas, que en algunos sitios fueron de hasta -3°C, según calculan las organizaciones.

"Cayó el abasto en esa zonas, la cosecha se detuvo en seco", le dijo a BBC Mundo Gabriel Barreda, presidente de la Unión Nacional de Productores de Café (UNPC).

El Ministerio de Agricultura informó que monitorea las regiones afectadas por los frentes fríos 21 y 22, para determinar exactamente la superficie perjudicada.

La dependencia estableció un fondo de US$69 millones para indemnizar a los campesinos afectados por el crudo invierno, que no sólo dañó cultivos de café sino también de caña, cítricos y cebada, entre otros.

En la cosecha 2008/2009 la producción fue de 4,6 millones de sacos de café de 60 kilos cada uno. Para el siguiente ciclo la UNPC estima una caída de 33%, debido a las variaciones del clima.

Crudo invierno

Las zonas más afectadas corresponden a los estados de Veracruz, San Luis Potosí, Hidalgo y Puebla, en el oriente del país, así como Querétaro, en el centro.

En estas regiones la temperatura más baja que suele registrarse en invierno es de 8°C, pero en la primera semana de enero descendió a -3°C.

Antes de la ola de frío, los cultivos mexicanos estaban afectados por el cambio climático, explicó Fernando Celis, asesor de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras.

"Ya había daños por sequía, y este invierno resultó más crudo que años anteriores. La última helada igual fue en 1989", dijo en conversación con BBC Mundo.

Lea también: Cambio climático golpea al café

El hielo cubrió plantaciones enteras de café durante varias horas, lo cual impidió la maduración del grano y en algunos casos dañó completamente las plantas, añadió Gabriel Barreda.

Las primeras estimaciones señalan que unos 40.000 productores resultaron afectados, aunque la cantidad total podría aumentar cuando concluya la evaluación del Ministerio de Agricultura.

Optimismo

Image caption Las zonas más afectadas corresponden a los estados al oriente del país, así como algunos del centro.

A pesar de la contingencia, la producción global no resultará tan afectada como podría esperarse, le dijo a BBC Mundo Rodolfo Trampe, coordinador de la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café (Amecafé).

"Los frentes fríos venían con humedad y de alguna forma evitó la muerte del fruto. Un frente seco hubiera causado más daño", explicó.

Así, en la mayoría de los casos la consecuencia fue que el grano redujo su calidad, lo cual abarata el precio en el mercado.

Un elemento adicional es que Chiapas, que aporta el 35% del café mexicano, no ha sido afectado por el invierno.

México produce sobre todo café tipo arábigo, que según la Asociación genera ingresos anuales por US$500 millones. De este cultivo dependen tres millones de personas, y la superficie total de cultivo es de 680.000 hectáreas en 12 de los 32 estados del país.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.