Supermercado prohíbe ir en pijama

Un supermercado británico pidió a sus clientes que no vayan a comprar descalzos ni en ropa de dormir.

Image caption El cartel de la discordia.

En una de sus sucursales de Cardiff, Gales, la cadena Tesco –una de las más grandes del Reino Unido- ha puesto carteles que dicen: "Se debe entrar calzado y no se permite ropa de dormir".

Un vocero de Tesco explicó que aunque la empresa no tiene un código de vestimenta estricto, no quieren que la gente acuda en ropa de dormir para no ofender a otros clientes.

Por ello, colocaron carteles en la entrada de la tienda, ubicada en las afueras de la ciudad.

"Para evitar ofender o incomodar a otros, pedimos a los clientes que se vistan adecuadamente al visitar nuestro local. (Se debe venir calzado y no se permite ropa de dormir)".

Ante las posibles críticas, el vocero señaló: "No somos una discoteca con un código estricto. Por supuesto que vaqueros y zapatillas son más que bienvenidos".

"Sin embargo, sí pedimos a los clientes que no vengan a comprar en pijama o camisón, para evitar incomodar u ofender a los demás".

"Patético"

Elaine Carmody, de 24 años y madre de dos niños, dijo a la BBC que la medida le parece "ridícula" y "patética".

Image caption Elaine Carmody en la entrada de Tesco, con su pijama.

La joven solía ir regularmente a comprar en pijama hasta que la semana pasada fue a comprar cigarrillos y no le dejaron entrar.

Según Carmody, si hubiera ido a hacer una compra mayor "obviamente" le habrían dejado entrar.

"Si se puede venir de pantalones deportivos, ¿por qué no de pijamas? Es lo que no entiendo", protestó la clienta.

"Ni que se me fueran a caer, o algo por el estilo. En todo caso, deberían estar felices de que uno va a gastarse todo su dinero allí. Así que van a perder clientela, porque la gente se irá a comprar a otros mercados donde se permita ir en pijama", vaticinó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.