Demolerán castillo escondido entre la paja

Castillo en Surrey
Image caption Un juez que decidió que la casa será demolida.

Un granjero británico que construyó un castillo y lo ocultó entre pilas de paja no logró impedir que las autoridades locales decidieran demolerlo.

Robert Fidler, de la localidad de Salford, en Surrey, sur de Inglaterra, había construido su casa sin permiso de edificación.

Logró mantenerla oculta durante cuatro años hasta que, finalmente, quitó la montaña de paja creyendo que el tiempo transcurrido le habría dado derecho a que la construcción permaneciera allí.

Pero el ayuntamiento descubrió su vivienda en agosto de 2006, y en 2008 le obligó a tirarla abajo.

Fidler apeló la medida y dijo que la casa estaba en pie desde hacía cuatro años sin que nadie le hubiera dicho nada.

"No hice nada ilegal", protestó Fidler frente a las cámaras de la BBC. "Hay una ley perfectamente legítima que dice que si uno construye una casa y vive en ella cuatro años, después de ese período ya es legal", aseguró.

Paja y lonas

Image caption El granjero quería aprovechar el supuesto vacío legal.

Pero los tribunales locales no estuvieron de acuerdo.

El juez que decidió que la casa será demolida concluyó que "Fidler dejó claro que la construcción se hizo de manera clandestina al usar pilas de paja alrededor de la casa y lonas y plásticos para ocultar la obra".

El granjero había construido dos torres con silos de granos.

La casa también tiene cocina, cuatro dormitorios, dos baños, sala de estar, estudio y una galería de vidrio, además de dos patios y un jardín de invierno.

Contenido relacionado