Guerra de museos por pieza histórica

Cilindro de Ciro
Image caption El cilindro de arcilla de la era babilónica tiene más de 2.500 años.

El museo nacional de Irán comunicó que cortará todos sus vínculos con el Museo Británico en protesta por la demora del préstamo de un antiguo tesoro de la cultura persa.

Se trata del Cilindro de Ciro, una pieza que se remonta a siglo VI a.C. y es considerada como la primera declaración del mundo de los derechos del individuo.

El Museo Británico manifiesta que necesita retener el artefacto hasta mediados del año para poder continuar con sus investigaciones.

No obstante, el director de la organización cultural estatal de Irán dice que la medida es inaceptable y motivada por circunstancias políticas.

"La Organización del Patrimonio Cultural ha cortado las relaciones y la cooperación con el Museo Británico", manifestó el director de la entidad, Hamid Baqaie.

La medida también implica que lons investigadores británicos no podrán visitar sitios de excavaciones arqueológicas en Irán.

El funcionario dijo que su institución enviaría una queja al organismo cultural de la ONU en París, la UNESCO, y mencionó que la demora en el envío le representaría costos considerables a Irán.

Aunque el conflicto es en torno al préstamo de un artefacto de la cultura persa en Irán, una disposición de la UNESCO de 1970 establece que los objetos son propiedad del país de origen, informó el colaborador de la BBC en París, Gerardo Lissardy.

Primera declaración de los derechos

Baquie también amenazó con escribir a otros museos en el mundo para advertirles a que no colaboren con el Museo Británico.

En septiembre, el Museo Británico anunció que tendría que demorar la entrega del cilindro de arcilla de más de 2.500 años debido a cuestiones "prácticas" que no especificó.

Sin embargo, el mes pasado, el museo explicó que la razón por la cual necesitaba retener la pieza era para poder compararla con dos tabletas recientemente descubiertas, que se estima son de la misma época.

La fabricación del cilindro fue ordenada por el rey persa Ciro, después de la conquista de Babilonia.

Está cubierto en pequeña escritura cuneiforme y se dice que representa la primera carta de los derechos humanos, incluyendo la tolerancia religiosa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.