Actividad Paranormal estremece Italia

Imagen de la película Actividad Paranormal.
Image caption Escena de Actividad Paranormal, recién estrenada en Italia.

¿Tres días con pesadillas y temor a la oscuridad por culpa de una película? Es posible.

Actividad Paranormal cuenta la historia de una joven pareja que intenta capturar evidencia fílmica de una presencia sobrenatural en su casa.

Y para el público italiano, el terror que provoca es demasiado, tanto que el gobierno está analizando si imponer restricciones.

Luego de que algunos espectadores sufrieran ataques de pánico, asociaciones infantiles y de consumidores se han quejado.

Alessandra Mussolini, que dirige la comisión parlamentaria sobre derechos del niño, declaró que "si es demasiado tarde para imponer alguna restricción sobre el film, por lo menos debería mostrarse algún tipo de aviso para que los padres sepan de los riesgos", según informó Duncan Jones, corresponsal para BBC en Roma.

Una niña de 14 años estaba tan aterrorizada que necesitó oxígeno al salir de la sala de cine.

Cuando ya crees que lo has visto todo

Después de todas las formas de horror con las que Hollywood nos bombardea cada año, uno puede pensar que Actividad Paranormal no será nada que no se haya visto ya. Pero aquel que haya ido a ver la película sabrá que el miedo a lo desconocido está más latente que nunca.

No puedes apartar los ojos de la pantalla, donde a un solo golpe de vista tienes acceso al oscuro y tenebroso pasillo de donde proceden los ruidos, y a la habitación en la que se encuentran los protagonistas esperando lo peor.

Sin increíbles efectos especiales ni criaturas horripilantes. No hacen falta para que un escalofrío te recorra la espalda la próxima vez que escuches un golpe en el piso de arriba de tu casa o sientas que no estás solo en tu habitación.

El día en el que yo la vi, durante toda la proyección, los asistentes se movían sobresaltados al comprobar lo que allí estaba sucediendo. El terror recorría las butacas e incluso varias personas prefirieron salirse de la sala.

Al estilo de otros films como El proyecto de la bruja de Blair o Quarantine, la película Actividad Paranormal se llevó a cabo con una cámara de video y actores que improvisaban las escenas a medida que el director, Oren Peli, les iba dando pistas de la historia.

No cabe duda de que Steven Spielberg sabía lo que se hacía cuando decidió apostar por la película, que va cosechando éxitos con cada nuevo estreno, superando con creces los US$15,000 iniciales que costó su producción.