“Nada justifica una violación sexual”

Una mujer se toma la cabeza en la cama
Image caption Para la mayoría de nuestros foristas, no cabe duda de que la violación es un delito que debe ser castigado.

De las decenas de personas que participaron en nuestro foro: “Mujeres violadas: ¿son culpables?”, la gran mayoría señaló que bajo ninguna circunstancia una violación se justifica.

Para la gran mayoría de nuestros lectores, el único culpable de una violación es el agresor.

El foro surgió tras un estudio, en el que participaron 1.000 personas, publicado en Londres sobre la percepción que muchas mujeres tienen sobre la responsabilidad de una víctima de un abuso sexual en el incidente.

La investigación de la organización británica Haven, que brinda apoyo a mujeres violadas, señaló que muchas de las mujeres encuestadas consideran que algunas víctimas de violaciones deberían asumir una cuota de responsabilidad en el hecho.

Entre las mujeres que les atribuyeron parte de la culpa a las víctimas, el 75% dijo que si una mujer accedió a ir a la cama con el agresor antes de producirse el ataque, debe aceptar una cuota de la responsabilidad.

Poco más del 33% que así piensa culpó a las víctimas por vestir atuendos provocativos o ir a la casa del atacante para tomar una bebida.

Algunos participantes cuestionaron el planteamiento del foro:

“No creo que a estas alturas del siglo se pueda siquiera discutir si una mujer es culpable de su propia violación”, indicó desde Caracas, Sam.

Mariana, de Quilmes, fue contundente: “Me parece tan patético como retrógrado que se pueda publicar y dar difusión a un disparate machista y ofensivo como esto”.

Johanna Calderón, de San José, también fue enfática: “Me parece ofensivo que inclusive se pregunte esto. Nada, nada justifica una violación”.

Machismo

Para muchos lectores, los resultados del estudio llevado a cabo en la capital británica son “tristes”.

Para Yolanda Cristancho, en Bogotá, es lamentable que una mujer piense que una mujer haya provocado su propia violación.

Sin embargo, los resultados del estudio londinense no parecen ser muy diferentes a actitudes que se observan en América Latina, según algunas opiniones.

Haydee Granados, en Managua, señaló: “Hay una tendencia muy grande a considerar que ellas se lo buscaron, con lo cual únicamente se le envía a la sociedad el mensaje de que las mujeres son un objeto del cual se puede disponer y luego desechar”.

Nuccia, desde Milano, indica que en “Latinoamérica se ha crecido siempre cubriendo las malas acciones sexuales de los hombres, las primeras en cubrir son las mismas mujeres, las madres o esposas”.

Otros lectores, como Silvia, en Costa Rica, ven una carga machista.

“Decir que una mujer tiene la culpa de haber sido violada sexualmente por su forma de vestir o por aceptar departir antes con el violador es producto de la sociedad machista y le da al agresor un motivo para no sentirse culpable”.

Una posición similar la expresó Adhemar, en San Pablo: “La opinión de la culpabilidad ha sido siempre el arquetipo del machismo más ultra conservador”.

Limari, desde Mérida, comentó: “La violación es la mayor vejación que puede ejercer un ser humano sobre otro (…) Es absurdo, grotesco. He tenido ocasión de escuchar a hombres diciendo que cuando una mujer dice que no, quiere decir que sí”.

Factor ropa

Nuestros lectores fueron enfáticos al opinar que ninguna mujer que ha sufrido una violación puede ser culpada.

“Aún en el caso de que acepten tomar una copa, salir al cine o ir a una fiesta, en el momento en que ellas digan que no desean tener relaciones sexuales, se debe respetar su voluntad”, indicó Leonor Restrepo, desde Cali.

En el comentario que incorporó Orlando Aguilera, de Venezuela, el forista defiende la inocencia de una víctima de violación, al definir lo sucedido como “el acceso carnal violento y sin el consentimiento de la víctima cometido por el delincuente”.

Para Silvia, en Uruguay, es absurdo confundir una vestimenta “provocativa” con la incitación a la violación.

La misma opinión la tiene Alejandra, en Caracas: “La vestimenta de una mujer y/o su trato provocativo hacia los hombres no justificará nunca una violación”.

Una opinión similar nos llegó de Juan Manuel García, quien escribió desde Morelia, que “un hombre con valores éticos y morales no se atreve a violar a una mujer, aunque ella esté desnuda”.

Seguridad

Además de que la opinión predominante fue la ausencia de culpabilidad de una víctima de violación en el abuso, muchos lectores apuntan que las mujeres sí son responsables de su propia seguridad.

“El violador debe asumir completa responsabilidad, sin embargo la mujer precavida debe usar el sentido común para no exponerse a una situación de riesgo de violación”, escribió Ronaldo, desde Managua.

Así también lo ven Juan Carlos, desde Asunción, Lincoln, en Santa Cruz, y Reinaldo de San José, quien hace una exhortación:

“Mujeres, por favor, prevengan, eviten. El violador en la cárcel no restaura todo el daño”.

Polémica

Varios lectores como Javier, en Madrid, y Robert, en Cincinnati, indican que en ocasiones, algunas mujeres acceden voluntariamente a tener relaciones sexuales con un hombre y después lo acusan de haber abusado sexualmente de ellas.

Otros lectores, como Randy, en Bogotá, señalan que a veces las mujeres envían mensajes que “confunden”. “De alguna manera, a veces ellas provocan esto en los hombres, pues malentendemos las situaciones”.

“El delito de la violación siempre es controversial (…) lo que pasa es que ellas le lanzan a los hombres señales confusas y de doble significado o a veces se lanzan a la aventura y se arrepienten en pleno acto”, escribió Edwin Martínez, desde Barquisimeto.

José, en Colima, señaló: “Considero que casi siempre se muestra al hombre como si él fuera el único culpable. En muchas ocasiones es totalmente falso, ya que muchas mujeres ponen todo de su parte para el acto sexual desde su apariencia, vestido, actitud provocativa y posteriormente quieren aparecer como víctimas inocentes como si ellas no tuvieran nada de culpa”.

Algunas opiniones emitidas en este foro generaron la indignación de varias lectoras como Mairec, de Caracas.

“¿Cómo es posible que los hombres que han opinado aquí digan que la mujer incita con su vestimenta y sus modos sensuales al macho? ¿Qué les pasa? Han olvidado que somos civilizados”.

Contenido relacionado