Tiger Woods crea nueva tormenta mediática

Tiger Woods
Image caption Sin haber dicho una palabra, Woods creó polémica otra vez.

La primera aparición pública de Tiger Woods desde que estalló el escándalo en torno a su vida privada ha generado una nueva tormenta mediática en la que no faltan reproches, expectativas, intriga y mucha curiosidad.

Grandes cadenas televisivas como ABC, CBS y NBC y hasta el portal de videos YouTube transmitirán en vivo este viernes las palabras del golfista; el tema Woods domina Twitter, y los medios de prensa especulan sobre lo que irá a decir. Algunos comentan que la fiebre mediática se asemeja a la de un Super Bowl.

El deportista de 34 años de edad escogió la casa-club del TPC Sawgrass, el cuartel general de la liga profesional de golf de Estados Unidos, en Ponte Vedra Beach, en la Florida, para "dirigirse a un pequeño grupo de amigos, colegas y asociados cercanos", y como resultado irritó a parte de la prensa deportiva no invitada y dividió a muchos deportistas.

¿De Arizona a la Florida?

Lo primero que le cuestionan a Woods es el momento elegido para su aparición pública, la cual coincide con la disputa del Campeonato Mundial de Match Play, el primer gran evento deportivo del año en el calendario del golf, que tiene lugar en Arizona.

Ese campeonato es patrocinado por la firma Accenture, una de las primeras en romper con Woods tras el escándalo por infidelidades matrimoniales, y que podría ver sus ingresos reducidos si la coincidencia de eventos hace que la atención del público se desplace de Arizona a la Florida.

También ha generado polémica que el número de participantes en lo que el equipo de Woods ha calificado de "conferencia de prensa" sea limitado y que no se permitan preguntas. Periodistas deportivos han incluso pedido boicotear el evento.

"La prensa no está contenta", le dijo a la BBC el periodista deportivo estadounidense Sean Wheelock. "El equipo de Wood llamó a la aparición pública conferencia de prensa pero no se trata de una conferencia de prensa debido a que es de una sola vía. Es más un monólogo que un diálogo".

Irritación

Entre los colegas de Woods también hay irritación. Para el sudafricano Ernie Els es "egoista" la decisión de reaparecer en público este viernes. "Yo lo siento por los patrocinadores" (del evento de Arizona), agregó.

Image caption ¿Se disculpa, se retira, vuelve...?

En opinión del británico Oliver Wilson, "la organización de todo el asunto ha sido bastante mala".

Mientras, el español Sergio García manifestó: "La selección del momento no es la mejor, pero supongo que él está haciendo lo que más le conviene".

El periodista Sean Wheelock le dijo a la BBC que el equipo de Woods dejó entrever que el deportista quiere ofrecer disculpas por sus infidelidades matrimoniales, y hay confusión sobre si anunciará que se retirará definitivamente de la carrera deportiva, o si dirá que pone fin a su actual alejamiento de los campos.

Citado por agencias de prensa, el asesor de Woods, Mark Steinberg, reconoció que el golfista "quiere comenzar el proceso de reparar el daño (causado a su imagen por el escándalo) y eso es lo que va a discutir".

Pero muchos se preguntan si una presentación en público que buscaba reivindicar la imagen del atribulado Woods se puede convertir en contraproducente al irritar y dividir al mundo del golf, o si por el contrario es la condición de celebridad y la polémica lo que eleva el valor de lo que se ha dado en llamar la "marca Tiger Woods".

En cualquier caso, falta escuchar lo que Tiger Woods tiene que decir.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.