Oscar 2010: palomitas de maíz vs. política

El arte y el comercio se enfrentan en los premios Oscar 2010.

Image caption Avatar y En tierra hostil frente a frente por el Oscar a la mejor película.

Los seleccionados para los galardones de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood de este año apuntan a que la elección que se le presenta a los miembros es clara: entre el entretenimiento de carácter masivo, que invita a comer palomitas de maíz, y el más intelectual, con un transfondo político y sociológico.

Nada ilustra mejor esta situación que las dos películas con más nominaciones: James Cameron y su gran éxito de ciencia ficción, "Avatar"; y el drama sociológico de Kathryn Bigelow ambientado en Irak, "En tierra hostil" (The Hurt Locker, en inglés).

El hecho de que Cameron y Bigelow alguna vez fueron marido y mujer le añade una intrigante dimensión personal al evento de este año.

Cabe señalar también que Bigelow, de 58 años, es sólo la cuarta mujer que ha sido nominada al premio de mejor director de toda la historia de la Academia, que cumple 81 años.

Pero el verdadero tema de conversación es lo que estas películas representan, no tanto una batalla de los sexos, sino una antigua batalla entre el arte y el comercio.

Un público indiferente

¿Debe la Academia aclamar una película de ciencia ficción como "Avatar" que ya se ha hecho sonar suficiente al convertirse en la más taquillera de todos los tiempos?

Image caption Sandra Bullock podría ganarle a la reina de los Oscar, Meryl Streep.

¿O debe reconocer el realismo urgente de “En tierra hostil”, un thriller cuya heroicidad en una tensa zona guerra bien podría haber sido publicada en las portadas de hoy?

En los últimos años han sido películas como ésta, aclamadas por la crítica pero ignoradas por el público, las que han caído en gracia en la noche de los Oscar.

Sin embargo, esto afecta negativamente los índices de audiencias, pues los espectadores estadounidenses pierden interés al ver que se conceden galardones a películas que no han conocen.

La decisión de ampliar la categoría de mejor película de este año a 10 candidaturas en lugar de cinco tenía la clara intención de corregir este desequilibrio percibido.

Como experimento, no obstante, sólo puede ser considerado como un éxito parcial.

Es cierto que además de "Avatar" compiten otra obra de ciencia ficción, "Distrito 9", y otra animación, "Up", de Pixar, películas que los críticos y el público han adorado en igual medida.

Está también la sorpresiva inclusión de "The Blind Side", una historia de lágrima fácil basada en hechos reales protagonizada por Sandra Bullock, que se ha convertido en un fenómeno cultural en Estados Unidos.

Pero no hubo espacio entre los seleccionados a competir por los galardones a la mejor película para "Star Trek", de JJ Abrams; ni para la popular comedia "The Hangover", a pesar de ser nombrada la mejor comedia en los Globos de Oro el mes de enero.

Corrigiendo descuidos

Image caption Ninguna mujer se ha llevado el Óscar al mejor director en los 81 años de la Academia.

En cambio, la Academia ha citado películas como "Precious", "An Education" y "Un tipo serio" ("A Serious Man"), que aunque tienen buenas críticas, no han sido muy taquilleras.

La creencia popular es que los miembros no mostrarán una posición clara, prefiriéndo más bien darle un poquito a cada uno: el premio a la mejor película a "Avatar", y el de mejor director a Bigelow.

Eso le permitirá a la Academia aclamar a Cameron por obtener tal éxito en taquilla y al mismo tiempo corregir una omisión de género, ya que ninguna mujer se ha llevado la estatuilla al mejor director.

Sin embargo, las ocho nominaciones de "Malditos bastardos" (“Inglourious Basterds”) darán dolores de cabeza.

Pocos se esperaban que la descontrolada versión de Quentin Tarantino sobre la Segunda Guerra Mundial tuviera tanto peso en los Oscar de este año.

¿Le quitará Tarantino el puesto de un codazo a Cameron o Bigelow? Si lo hiciera, sería el golpe más grande desde que "Crash" (Alto impacto o Vidas cruzadas) le arrebató el Oscar a "Brokeback Mountain" (En terreno vedado o Secreto en la montaña) como mejor película en 2006.

Los actores

En las categorías de mejores actores no se esperan muchas sorpresas.

Parece casi seguro que el estimado Jeff Bridges, por ejemplo, será nombrado mejor actor por "Crazy Heart" (Corazón rebelde), una de esas fábulas redentivas que tanto le gustan a los miembros de la Academia, predominantemente de mediana edad.

La inclusión de "The Blind Side" en la categoría de mejor película sólo puede mejorar las oportunidades de Bullock de ganar su primer Oscar como mejor actriz.

Pocos, en tanto, apostarían contra Christoph Waltz de “Malditos bastardos” para mejor actor de reparto, o la estrella de "Precious", Mo'Nique, ya que ya han recogido casi todos los premios que se entregan antes de los Oscar en estas categorías.

"Up" debería ganar el premio a la mejor película de animación, mientras que la ganadora de la Palma de Oro, la alemana "La cinta blanca", es una gran apuesta para el premio de mejor película extranjera.

Y aunque la farsa política británica "In the Loop" debería ser felicitada por su nominación al mejor guión adaptado, el premio en sí parece que se lo llevará la comedia romántica de la recesión "Up in the Air", de Jason Reitman.

Parece que Tarantino va a ganar el Óscar por el guión original de "Malditos bastardos", el mismo premio que ganó por "Pulp Fiction" en 1995.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.