Robin Hood, el prestamista

Jonas Armstrong como  Robin Hood (Foto: Tiger Aspect)
Image caption Robin Hood no era tan desinteresado como se pensaba, señala un nuevo libro.

Un nuevo libro que salió a la venta en el Reino Unido sostiene que el legendario bandido Robin Hood -héroe conocido por robarle a los ricos para darle a los pobres- no era tan desprendido como se creía.

El forajido del monte Sherwood era un usurero: robaba a los ricos y le prestaba a los pobres, según sugiere el libro de John Paul Davis titulado "Robin Hood: The Unknown Templar"( Robin Hood: El Templario Desconocido).

Con el objetivo de demostrar su hipótesis, Davis recoge pasajes de "A Gest of Robyn Hode" (Una Gesta de Robyn Hode), una de las primeras referencias a Robin Hood y sus amigos que se remonta a los años 1500.

Prestamista

La balada -escrita en inglés medieval- señala que un caballero, que le debe dinero a un abate, se dirige a Robin para pedirle ayuda financiera.

Así que Robin Hood le pregunta al caballero si tiene un fiador y luego acuerda darle el dinero, que sería repagado en el plazo de un año.

Seguidamente Robin le pide al Pequeño John que cuente 400 libras (US$600) de su tesoro.

Tiempo después, y tras pagar sus deudas con el abate, el caballero regresa y ofrece pagar el préstamo más un cargo adicional por depósito. Pero Robin no lo acepta, pues argumenta que ya le robó el dinero al abate como castigo por su avaricia.

Robin Hood cree que tomar el dinero nuevamente no era lo correcto.

Según Davis, Robin era un miembro de los Caballeros Templarios, una de las más famosas órdenes militares cristianas de la Edad Media.

Precisamente los Caballeros Templarios eran "los principales prestamistas en el mundo y 400 libras (US$600) era una vasta suma de dinero que sugiere que había una organización detrás del préstamo, algo más allá de un acto solitario de un bandido", señaló Davis al periódico británico The Telegraph.

"La idea de que era un prestamista quizás no encaje con la imagen tradicional de Robin Hood, pero de todas fomas aún se le presenta como un buen bandido al repartir el dinero", añadió Davis al diario.

Leyenda clásica

La historia de Robin Hood y su banda de alegres amigos es una leyenda británica clásica que ha recorrido el mundo.

Image caption La historia de Robin Hood es una leyenda británica clásica que ha recorrido todo el mundo.

Amado por los pobres y odiado por los ricos, Robin Hood y su pandilla merodeaba los bosques reales de Sherwood, en Nottinghamshire, y de Barnsdale, en Yorkshire.

Se dice que este eterno antihéroe por excelencia le robaba a gobernantes y eclesiásticos, acomodados, para entregar parte del botín a necesitados, menesterosos y oprimidos.

Thomas Hahn, profesor de Inglés de la Universidad de Rochester, en Estados Unidos, y autor de numerosos libros y ensayos sobre Robin Hood, señaló a BBC Mundo que la popularidad del personaje se debe a que representa las frustraciones con la vida en una sociedad capitalista.

"La atracción de Robin Hood se desprende de nuestro deseo fundamental de justicia y equidad", dice. "Y aunque su origen sea medieval, es una fantasía profunda y lo suficientemente generalizada como para captar la imaginación de la gente en cualquier época y en cualquier lugar".

No todo el mundo respalda la hipótesis de Davis. Según le dijo la profesora de Literatura Inglesa de la Universidad de Cardiff Helen Phillips, al periódico The Telegraph, "hay mucho más énfasis en darle generosamente a un desconocido que en el acto de prestar dinero y creo que el motivo del préstamo parece estar allí sólo para crear el suspenso necesario en la trama".

Contenido relacionado