La "Pequeña Habana" bailó a ritmo de carnaval

El rapero Pitbull en el Carnaval de la Calle Ocho
Image caption El rey del carnaval este año ha sido el rapero de origen cubano Armando Christian Pérez, conocido como Pitbull.

Miles de personas salieron este domingo a las calles del barrio de la "Pequeña Habana" de Miami, en Florida, para participar en el Carnaval de la Calle Ocho, la que afirman es la fiesta callejera latina más importante de Estados Unidos.

La celebración, que este año llegó a su 32º edición, ocupó 23 manzanas con actuaciones musicales, gastronomía internacional y entretenimiento para adultos y niños.

"La idea es que todo el mundo salga a la calle con su familia a disfrutar de la música y de la comida de todas partes del mundo", le dijo a BBC Mundo Ross Jiménez, presidente de la junta del Kiwanis Club, entidad responsable de la organización del carnaval.

Vea una galería de imágenes del Carnaval de la Calle Ocho

Image caption Los organizadores del carnaval afirman que es la fiesta callejera latina más importante de EE.UU.

"Creo que lo más importante es que por un día se reúna toda la comunidad latina (...) a disfrutar todos juntos de la fiesta, olvidándonos de nuestros problemas", aseguró Jiménez.

El rey del carnaval de este año ha sido el rapero de origen cubano Armando Christian Pérez, conocido como Pitbull, quien ha hecho bailar a miles de personas con su conocido tema "I know you want me (Calle Ocho)", con el que apareció en las listas de éxitos de todo el mundo.

"Para mí, un miamense criado en la Pequeña Habana, es un orgullo estar aquí (…) Esto es algo muy especial", aseguró el músico désde uno de los escenarios del carnaval.

Otros artistas que han participado en la fiesta han sido el rapero norteamericano Flo-Rida, el grupo venezolano Treo de Venezuela, el dúo de bachata Carlos y Alejandra, el salsero cubano Marlon, el cantante de música cubana José "Pepito'' Gómez, la banda miamense Locos por Juana y el jamaiquino Sean Paul.

En la celebración también se ha podido presenciar la actuación de grupos folclóricos de México, Argentina, Brasil, Chile y Bolivia.

Oferta gastronómica

Image caption Los asistentes al carnaval han podido disfrutar de cerca de 300 puestos de comida.

Pero además de la variada oferta musical, los asistentes al carnaval han podido disfrutar de cerca de 300 puestos de comida que ofrecían una amplia gama de platos de la gastronomía latinoamericana e internacional.

Arepas colombianas, paella, churrasco argentino, lechón, carne asada, pinchos, empanadas chilenas o arroz con pollo han sido algunas de las delicias con las que se han deleitado los paseantes.

Pese a la multitud de personas que discurría por la Calle Ocho –bastión histórico del exilio cubano que cuenta con un Paseo de la Fama con estrellas para artistas como Celia Cruz o Gloria Estefan- algunos comerciantes aseguraban que este año las ventas habían bajado y se estaba notando la crisis.

"No está yendo tan bien como en años pasados. Estamos vendiendo menos. Ya nos temíamos que este año iba a ser peor, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de gente que hay desempleada", le dijo a BBC Mundo María, una nicaragüense encargada de un puesto de comida.

Satisfechos con la oferta

Image caption María, una puertorriqueña residente en Miami, acudió al carnaval por segundo año consecutivo.

En cualquier caso, la mayoría de los visitantes se mostraban muy satisfechos con la oferta del carnaval.

"Yo vengo por la comida y la música, que son excelentes. Estoy con la familia y lo pasamos muy bien", ha asegurado María, una puertorriqueña residente en Miami que ha acudido a la fiesta por segundo año consecutivo.

"Está muy bueno, hemos caminado bastante. Lo hemos disfrutado mucho. Hemos tomado cervecita, hemos comido. También me encanta la música", explicó por su parte Marcia, una mujer cubana que iba acompañada de una amiga.

Image caption Este grupo de estadounidenses se mostró muy satisfecho con la celebración.

Pero no son sólo los latinos los que han festejado en el Carnaval de la Calle Ocho: en las abarrotadas calles de la "Pequeña Habana" se podía ver paseando a numerosos turistas de dentro y fuera de EE.UU.

"Me encanta. Creo que es la manera de darse cuenta de la importancia que la cultura latina tiene en esta ciudad", le ha dicho a BBC Mundo John, un joven estadounidense que iba acompañado de varios amigos.

Igual de satisfecho se mostraba Markus, un joven alemán que ha asegurado que lo que más le ha gustado ha sido "toda la música que se puede escuchar".

Más que música

El Carnaval de la Calle Ocho surgió en 1978 a iniciativa del Kiwanis Club de Miami, con el objetivo de compartir la cultura cubana con los locales y, al mismo tiempo, recaudar dinero para ayudar a resolver problemas de la comunidad de la "Pequeña Habana".

Image caption En Carnaval de la Calle Ocho surgió en 1978 a iniciativa del Kiwanis Club de Miami.

Con el tiempo, esa labor social se ha extendido a otras comunidades latinas necesitadas.

"Gracias a los fondos que recaudamos podemos hacer más de 15 proyectos durante el año. Ayudamos a muchas familias el día de Acción de Gracias y en Navidad. Además, tenemos a 58 muchachos becados a los que se les financian los estudios", le explicó a BBC Mundo Ross Jiménez.

La celebración, cuyos organizadores aseguran atrae cada año a cerca de un millón de personas, cuenta en su haber con varios récord Guinness.

En 1988 se llevó a cabo la conga más grande del mundo: más de 100.000 personas movieron las caderas al ritmo del éxito homónimo de Gloria Estefan.

Además, en 1990 construyeron la piñata más grande del mundo, en 2000 el tabaco más largo del mundo y en 2008 juntaron la mayor cantidad de jugadores de dominó en un mismo lugar.

Desde el Kiwanis Club aseguran que ya están listos para batir un récord el año próximo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.