"Hora del Planeta": las ideas de los lectores

La "Hora del Planeta" en Bombay
Image caption Unas 6.000 ciudades en 125 países participaron en la "Hora del Planeta".

El evento la "Hora del Planeta" llevado a cabo el sábado en más de 120 países invitaba a la gente a estar una hora sin electricidad. El objetivo: ahorrar energía y alertar sobre el cambio climático.

Edificios públicos, monumentos y construcciones emblemáticas a lo largo del mundo se unieron a la causa.

En BBC Mundo le preguntamos a nuestros lectores ideas para divertirse durante esa hora.

Mirar las estrellas y conversar en familia: las claves para los lectores.

Vea las ciudades a oscuras

Con fogón y sin TV

"Más allá de esta iniciativa, a veces los apagones son buenos para reunir a la familia en un mismo lugar y sin interferencias de la televisión", dice Roberto, desde Montevideo.

Image caption Algunos lectores no se mostraron de acuerdo con el evento.

Permite un "ambiente de diálogo muy especial... como estar sentados alrededor de un fogón, unidos por la luz y el calor", agrega.

"Es un buen momento para estar unidos y compartiendo con nuestra familia, ya que cuando hay luz todos están dispersos viendo sus programas de televisión, escuchando música o sentado frente al PC", dice Bessgeli Geisse, desde Chile.

Andrés, de Perú, no se mostró de acuerdo con el evento. "No participé. Pienso que la iniciativa tiene buenas intenciones pero muy inocentes. Si la naturaleza nos quiere fuera de aquí será que hicimos todo mal, y no hay forma en que podamos detenerla".

Pero también en Perú hubo reacciones muy distintas. Por ejemplo, Emerson Montoya, quien desde Arequipa cuenta que durante la semana "en la puerta del negocio colocamos letreros para unirse a la causa tan importante y hoy todo el día enviamos mensajes a los contactos en los celulares con tal de concientizar a la gente".

Lea: América Latina se une a la "Hora del Planeta"

Habituados a los cortes

"Mi esposo, mi hijo, mi prima, y yo nos sentamos en la galería del frente de la casa; llamamos a mis otros tres hijos y les recordamos que se acercaba la hora. Apagamos todo, hicimos comentarios de cuando éramos jóvenes, comimos una picadita con refrescos y la pasamos divinamente", explica Gilda Rodríguez Santiago, desde República Dominicana.

Image caption La iniciativa busca sensibilizar al público frente al cambio climático.

"Hay un corte de electricidad (habitual en mi país) que coincidió con la hora... pero apagamos porque tenemos energía del inversor", agrega.

Desde Venezuela también se hizo referencia a los apagones que sufre el país.

"Venezuela es el país que más contribuye con el Fondo Mundial de la Naturaleza y el mundo. Ya que a nosotros nos apagan la luz 2 horas por día", señala Diego Quintero, desde Mérida.

"Me parece muy buena la iniciativa, pero en mi ciudad actualmente se va la luz y el agua hasta 4 horas todos los días desde octubre de 2009", asegura Ricardo, desde San Cristóbal.

Para el estrés

"Para la gente estresada e incluso depresiva es una buena terapia sobre todo si se hace con cierta frecuencia y para los sanos también. No es necesario buscar que hacer para entretenerse, es más que suficiente una vela y relajar la mente", opina Lourdes, desde España.

Lourdes propone que la "Hora del Planeta" se haga todos los sábados del año para que sea más eficaz. Ahora "está bien pero es insuficiente, una mayoría ni se entera".

Image caption La iniciativa es organizada por el Fondo Mundial para la Naturaleza y se originó en Sydney hace tres años.

En tanto, para Rubén, de Estados Unidos, se trata de "una buena oportunidad para salir al patio o la terraza con los amigos o la familia, voltear la vista al firmamento y comentar lo que cada uno de nosotros estamos haciendo o podemos hacer para conservar nuestro maravilloso y único planeta (nuestra casa)".

"Debemos dedicársela a Dios. Darle las gracias por permitirnos vivir en este hermoso planeta. Crear más conciencia de lo importante de cuidarlo porque es el único que tenemos y en el que vivimos", asegura Richard Núñez, desde Los Ángeles.

"¿Qué tal charlar con la familia, o acostarse a pensar o mirar al cielo y tratar de ubicar las constelaciones?", se pregunta desde Ciudad de México María González.

Algo que también piensa Francis Olivo: "Aprovecharé pa’ ver las estrellas, la vida moderna no da espacio para ello".

"Esta hora de la tierra va a ser una buena oportunidad para disfrutar con los niños de la familia, a la luz de las velas y para crear conciencia en ellos y explicar el por qué se llega a esta iniciativa pues tienen mucha inquietud al respecto", cuenta Alicia desde Ushuaia, Argentina.

"También me daré el gusto de tocar la guitarra y entonar un par de canciones, costumbre que viene desde mis abuelos y realizo cuando mis tiempos me lo permiten", agrega.

Daniel, desde Alajueal (Costa Rica), nos responde dando diferentes opciones: "Trivial: contar historias de miedo. Romántico: una cena al luz de las velas. Ingenioso: pelear un minuto antes para reconciliarse por una hora. Reflexivo: reconocer que estamos afectando al planeta. Trascendente: reconocer que lo único grande del hombre es nuestra arrogancia. Positivo: solidarizarnos con los vecinos para ayudar al planeta. Espiritual: admirar las maravillas de la creación".

No faltaron quienes propusieron que lo mejor era dedicarse a hacer el amor y también hubo tiempo para comentarios tan profundos como enigmáticos. Como el que dejó, a través de Facebook, Maricruz Tasies-Riba: "A oscuras estamos viviendo, apagar las luces solo es la confirmación".

Todavía está a tiempo de participar en nuestro foro Ideas para divertirse a oscuras

Image caption "A oscuras estamos viviendo, apagar las luces solo es la confirmación", reflexionó una de las lectoras de BBC Mundo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.