Isla presidencial, la versión venezolana de South Park

Serie animada "Isla presidencial"
Image caption En la "Isla presidencial", presidentes latinoamericanos y otros líderes naufragan en una isla desierta.

Internet se ha convertido en un campo de juego "libre de censura" para ejercer la crítica política en Venezuela y sobre todo para aquellos que lo hacen en clave de humor.

Este es el caso del blog satírico El Chigüire Bipolar, un espacio virtual que gracias a la ayuda de redes sociales como Twitter y Facebook equipara hoy en día en número de visitas a algunas páginas de internet de rotativos nacionales.

Su fama se disparó recientemente tras la publicación de "Isla presidencial", un capítulo animado en el que varios presidentes latinoamericanos, junto con otros líderes como el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero y el rey Juan Carlos, naufragan en una isla desierta.

"Con su publicación se duplicaron las visitas, hoy acceden unas 500.000 personas al mes", explicó a BBC Mundo Juan Ravell, de 28 años y uno de los desarrolladores de la página, "pero nadie se atreve a sacarlo al aire".

"Pocos espacios"

Tildados de " "hijos de papá" por programas de corte chavista como "La Hojilla", Oswaldo Graziani de 30 años, Elio Casale de 32 años y Juan Ravel, hijo del ex director de Globovisión Federico Ravell, son tres jóvenes que dicen reivindicar su derecho a ejercer un humor político.

"No hay otros espacios para el humor político, no existe en ningún otro espacio que no sea internet, ni en radio", afirma Ravell, "por eso acudimos a internet, porque en los medios locales tienen una concesión que cuidar".

"La idea es hacer algo que nadie nos censurara", sostiene por su parte desde Buenos Aires, el animador argentino Mario Golfari, diseñador de la serie.

"Tiene una imagen muy americana, al estilo South Park o Padre de familia, porque es el estilo con el que nos criamos nosotros, nuestra referencia", apuntó.

Estos jóvenes lanzarán el próximo 6 de abril un nuevo capítulo de la serie, en la que según avanzaron, varios presidentes escucharán un monólogo de Chávez mientras tratan de pescar algo para subsistir en su aislamiento.

País de twitteros

Image caption La serie animada tiene una imagen muy americana, al estilo South Park o Padre de familia.

Casos como este son un ejemplo del auge creciente que redes sociales como Twitter (sobre todo entre la clase media-alta) está teniendo en Venezuela, uno de los países latinoamericanos con más twitteros per cápita, con más de 200.000 cuentas abiertas.

Esta elevada presencia venezolana en las redes sociales se debe en parte a la alta penetración de teléfonos Blackberry entre los venezolanos, compradores del 70% de los dispositivos que Telefónica vende en América Latina, según informó la compañía.

Las redes están cobrando un papel cada vez más relevante en la vida política venezolana, principalmente entre aquellos que dicen combatir una cada vez mayor presencia mediática de Chávez.

De hecho el uso activo de Twitter en la organización de protestas o en el debate público ya tiene nombre, política 2.0.

Lea también: Venezuela, política 2.0

"Rumores, falsedades y conspiraciones"

Image caption El Chigüire Bipolar equipara en número de visitas a algunas páginas de internet de rotativos nacionales.

Según el gobierno bolivariano, internet está siendo empleado para difundir rumores, conspirar y dar mensajes falsos, lo que lo ha convertido en otro "frente de batalla".

A mediados de marzo, el presidente Hugo Chávez insinuó que su gobierno aumentaría las restricciones en la red, después que saliera a la luz una información falsa anunciando el asesinato del ministro de Obras Públicas, Diosdado Cabello.

En esa ocasión declaró que internet "no puede ser algo abierto donde se pueda hacer o decir cualquier cosa".

Poco después, la Asamblea Nacional nombró una comisión para investigar y sancionar a administradores de páginas de internet que cometan delitos contemplados en la Constitución.

Vea: Venezuela más cerca de regular internet

Sin embargo, Chávez terminó por retractarse, descartando que el gobierno vaya a controlar la red, y aprovechó la ocasión para anunciar la próxima creación de su propio blog, su "trinchera en internet".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.