El Everest no recibirá cenizas de Hillary

Edmund Hillary (izquierda) en una fotografía tomada en 1953
Image caption Edmund Hillary mantuvo una estrecha relación con la comunidad sherpa

Los sherpas decidieron que no esparcirán sobre la cumbre del Everest las cenizas del explorador Edmund Hillary, la primera persona que escaló la montaña, porque "traería mala suerte".

Los monjes budistas convencieron a los sherpas o pobladores del Himalaya para que anularan sus planes anunciados el lunes y en su lugar conservaran las cenizas en un monasterio cerca de la montaña.

La montaña más alta del mundo es considerada sagrada para la comunidad de sherpas budistas que vive en sus laderas.

Después de la muerte de Hillary con 88 años en 2008, una parte de sus cenizas fue esparcida en el puerto de Auckland (Nueva Zelanda) y el resto fue entregada a los sherpas.

Posible precendente

La idea de derramar las cenizas del escalador neozelandés sobre la cumbre la tuvo Apa Sherpa, el hombre que tiene el récord de 19 escaladas al Everest, según informó la corresponsal de la BBC en Katmandú, Joanna Jolly.

En su vigésima ascensión, Apa quería honrar a Hillary pero un comité de sherpas que incluía a lamas budistas le aconsejó que no lo hiciera por el mal augurio que traería.

"Los lamas estaban preocupados porque hubiera sentado un precedente que habría animado a más personas a esparcir aquí las cenizas de los fallecidos", dijo el organizador de la expedición Dawa Steven Sherpa a la agencia AFP.

Edmund Hillary subió los 8.848 metros de altura del Everest en 1953 junto con el sherpa nepalí Tenzing Norgay y desde entonces mantuvo una estrecha relación con la comunidad sherpa.

Fundó una ONG para ayudar a los residentes de la región de Solukhumbu, a los pies de la montaña.

Apa, de 50 años, dijo que rezará por Hillary en la cumbre: "Sin su ayuda no tendríamos clínicas ni escuelas".

Contenido relacionado