El bebé que es más grande que su madre

Amanda Moore e hijo
Image caption Amanda Moore estima que su hijo será tan alto como su marido.

La madre más pequeña de Gran Bretaña describe las dificultades de criar a un bebé de catorce meses que ya casi la supera en estatura.

A la edad en que las madres levantan en sus brazos a sus bebés, los bañan o los mudan sin siquiera reparar en el esfuerzo invertido, la inglesa Amanda Moore, de 25 años de edad y menos de un metro de estatura, debe conformarse con sostenerlo en sus piernas, mientras está sentada en un sofá.

Una rara enfermedad ósea le impidió el crecimiento y la dejó sin poder estar de pie, con una estatura de menos de un metro.

Su hijo de catorce meses, Aidan, cuando se pone de pie, le saca a su madre algunos centímetros de ventaja. Amanda confiesa: "Ahora que está empezando a caminar, las cosas se complican para alguien de mi tamaño"

La madre más pequeña de Gran Bretaña dice que espera que Aidan crezca hasta la altura de su padre, Steven Fyfe, de veinte años, quien mide un metro ochenta.

"Se está poniendo tan fuerte, y está creciendo tanto, que pronto tendremos que decirle que tenga cuidado con la mamá", asegura Amanda. "Ha sido toda una lucha porque me ha dado mucho trabajo desde que empezó a gatear".

La enfermedad

Amanda Moore padece de osteogénesis imperfecta, un trastorno de los huesos que los vuelve quebradizos, la osteoporosis.

Habiendo nacido ella misma con catorce huesos rotos, afirma que los doctores le advirtieron que un embarazo podría ser fatal.

Sin embargo, Aidan nació en febrero de 2009, pesó poco menos de tres kilos y no heredó la enfermedad de su progenitora. En estos momentos, el bebé pesa casi la mitad de lo que pesa su madre.

Amanda reconoce que muy pronto su bebé será más grande que ella, de modo que ambos padres han estado tratando de diseñar un sistema para que, mientras Steven está trabajando, ella pueda moverse por la casa en su silla.

Entre los planes de la pareja no se ha descartado tener un segundo hijo.

Steven dice: "Cuando Amanda quedó embarazada, los médicos nos dijeron que ella podía morir, que el bebé podía morir, que ambos podían morir. Pero los dos están con excelente salud y somos una familia con mucha suerte".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.