Roman Polanski rompe el silencio

Roman Polanski desde su chalet en Suiza.
Image caption El director considera injusto el trato que está teniendo de la justicia de Estados Unidos.

El director de cine Roman Polanski rompió su silencio para criticar a Estados Unidos por pedir su extradición desde Suiza para que sea sentenciado ante un tribunal de California por el cargo de mantener relaciones sexuales con una menor de 13 años en 1977.

El realizador, quien se encuentra bajo arresto domiciliario en su casa en territorio suizo, dijo que los fiscales querían su regreso a EE.UU. para servirlo "en un plato" a los medios de comunicación.

Polanski hizo estas declaraciones a través de un comunicado de prensa que publicó un sitio en internet dirigido por uno de sus mayores partidarios, el filósofo francés Bernard-Henri Levy.

"Lo único que pido es ser tratado de una forma justa, como cualquier otro", dijo el director de 76 años, quien abandonó EE.UU. en 1978 antes de escuchar el fallo en su juicio.

Polanski considera que el caso en su contra es injusto. "No puedo seguir en silencio, porque la petición a las autoridades suizas para mi extradición está basada en una mentira".

"Ya no puedo permanecer callado porque Estados Unidos continúa exigiendo mi extradición, más para servirme en un plato ante los medios del mundo que para pronunciar un juicio sobre un acuerdo al que se llegó hace 33 años", agregó el director.

A fines de la década de 1980, Polanski y la supuesta víctima habrían llegado a un entendimiento para dar por finalizado el asunto, a cambio de que el cineasta pagara US$500.000, aunque no está claro si la mujer llegó a recibir el dinero.

Probable extradición

Polanski, quien es ciudadano polaco, ha estado bajo arresto domiciliario en Suiza mientras sus abogados intentan que sea puesto en libertad por los tribunales de Los Ángeles, California.

El mes pasado, el Tribunal Superior de esa ciudad rechazó la petición del director para que sea sentenciado en su ausencia.

La corresponsal de BBC Mundo en Los Ángeles, Marcia Facundo, explicó que, de haberse aceptado la petición, la causa contra el cineasta podría haberse cerrado.

La posibilidad de que se concrete la extradición de Polanski es ahora más probable que nunca -añadió Facundo-, pues las autoridades suizas estaban esperando la sentencia judicial estadounidense para tomar una decisión.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.