Almuecines a escuela de canto en Turquía

Mezquita en Turquía
Image caption Las quejas han disminuido considerablemente desde que los almuecines reciben clases de canto.

Se supone que debería ser una manera de iniciar el día, armonioso y espiritual. Sin embargo, el llamado a la oración por algunos almuecines en Turquía es tan molesto que ha ocasionado que algunos habitantes tengan que taparse los oídos.

El problema ha llegado a tal punto que, tras una ola de quejas de los vecinos, se han organizado clases de canto especiales para los culpables, faltos de melodía.

El imán Mhmet Tas, uno de los primeros en unirse a las clases, dijo que ya empieza a notar los beneficios.

"Me siento con más confianza ahora para hacer las cinco llamadas a la oración en sus tempos correctos", aseguró.

A escuela de canto

El esquema de mejoramiento fue elaborado por Mustafa Cagrici, jefe de Asuntos Religiosos de la ciudad, quien decidió a asegurarse de que las 3.000 mezquitas de Estambul hagan una hermosa llamada a la oración cada mañana.

"Por alguna razón, se contrató a estos imanes a pesar de que su voz no era buena. ¡Simplemente no pueden cantar!", afirmó.

"Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para ayudar a que nuestros imanes y almuecines mejoren su canto".

Cagrici dijo que desde que las lecciones se iniciaron, las quejan han disminuido de centenares a decenas en sólo un mes, una mejora que se puede acreditar al profesor de canto, Seyfettin Tomakin.

"En lo personal me parece que un azan (llamada a la oración) mal cantado es muy molesto", aseguró. "El azan es música, bella música que une a las personas a Dios, por eso es tan importante cantar bien".

"Por supuesto, hay algunas personas a las que les resulta más difícil que a otras, por eso algunos vienen aquí hasta por un año. Pero mi trabajo consiste en encontrar la voz que les permite cantar", dijo el maestro Tomakin.

Tristemente, para otras, ningún entrenamiento es suficiente.

"Hay algunas personas que no pueden mejorar —no importa cuánto entrenamiento se les de", dijo Cagrici. "Así que conectaremos su mezquita, por radio, a una mezquita central donde haya un imam que sí cante bien".

La oración es una parte esencial de la vida de los musulmanes, que tienen cinco al día.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.