El mejor vodka: ¿en Inglaterra?

Vodka Chase
Image caption Una firma inglesa sorprendió al lograr que su vodka sea elegido como el mejor del mundo.

Es suficiente para hacer que un patriota ruso sienta que necesita un trago para superar el golpe: un vodka inglés ha sido elegido como el mejor del mundo.

Chase Vodka triunfó en la Competencia Mundial de Bebidas Espirituosas del 2010 en San Francisco, Estados Unidos, superando a 249 rivales de todo el mundo, incluyendo a los mejores de Rusia y Polonia.

Catados bajo condiciones "ciegas" (todas las botellas estaban cubiertas para preservar el anonimato), Chase fue el preferido por un panel de 30 jueces independientes.

En vez de ser producido por uno de los gigantes globales de las bebidas en una enorme destilería automatizada, el vodka Chase es hecho en una granja en el condado inglés de Herefordshire, a base de papas.

Producción artesanal

Los tubérculos son cultivados en los terrenos propios de la empresa. Se les agrega agua, se les fermenta y se les embotella. Todo tiene lugar en el sitio.

Su producción empezó en 2008. Chase es el invento de un cultivador de papa, William Chase.

Pese a no tener experiencia alguna en destilería, decidió apuntarle al segmento "gourmet" del mercado del vodka, y utilizar sus cultivos de variedades tradicionales de papa, en vez de la opción más usual de granos de trigo o de otros cereales.

Image caption El vodka se produce con papas cultivadas en los terrenos de la empresa.

Ahora produce 1.000 botellas a la semana, una gota en el océano comparado con las marcas más conocidas de vodka.

"Perfil de la marca"

Chase dice que la demanda ha aumentado en Estados Unidos gracias a su victoria en la competencia de San Francisco.

"Ganar el premio ha sido fantástico para nosotros", asegura.

"Nos ayudó a construir el perfil de la marca, lo que es vital. Uno puede tener el mejor producto en el mundo, pero no venderá si la marca no es fuerte".

En la destilería Chase, el empresario planea aumentar la producción a entre 2.000 y 3.000 botellas a la semana para cubrir la demanda.

"Lo que nos ha ayudado mucho en Estados Unidos, además de ganar el premio, es que los estadounidenses aman las marcas inglesas, aunque Inglaterra no esté tradicionalmente asociada con el vodka", afirma.

"En contraste, hemos tenido algunos comentarios (negativos) de polacos y rusos, pero eso es lo que uno esperaría bajo las circunstancias", concluye.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.