Argentina: novedosa sanción a taxistas infractores

Taxista subiendo a su taxi.
Image caption Se podrá aplicar a cualquier tipo de infracción, incluso las graves como el exceso de velocidad o la violación de una luz roja.

Pocos conductores pasan más tiempo detrás del volante que los taxistas y, consecuentemente, no sorprende que muchos de ellos acumulen durante su labor un alto número de multas, que no siempre pueden pagar.

Buscando una manera de que los choferes paguen por sus violaciones de tránsito sin tener que enfrentar problemas económicos, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires comenzó a aplicar este mes un sistema de trabajo voluntario, que permite a los conductores ofrecer viajes gratuitos como forma de saldar su deuda.

La prueba piloto permite a los conductores optar por trasladar gratuitamente a personas mayores que residen en geriátricos municipales.

El sistema fue acordado con los gremios que agrupan a los conductores y dueños de taxis, que presionaban para que se creara alguna medida que evite que los pequeños propietarios de taxis o peones (arrendatarios) quiebren por no poder hacer frente a sus deudas.

Un vocero del Sindicato de Conductores de Taxis de Buenos Aires dijo a BBC Mundo que la medida no deja impune a los malos conductores, ya que no afecta el sistema en el que un chofer pierde puntos en su registro de conducir si comete infracciones.

El sistema

El nuevo sistema piloto será voluntario y estará en evaluación por seis semanas.

Los dueños de taxis que quieran calificar para la prueba deberán comparecer ante un controlador de faltas, que establecerá el monto de sus deudas y les informará cuántas horas de servicio comunitario deberán completar para saldar lo adeudado.

Luego se registrarán ante la Dirección General de Tránsito y serán convocados por el gobierno de la ciudad para trasladar a los pasajeros seleccionados por las autoridades, quienes firmarán las constancias que los taxistas presentarán finalmente como comprobantes.

El esquema actual prevé que se ofrezcan dos horas de traslados gratuitos por multas de hasta US$250; cuatro horas por US$500, seis horas por US$750, y ocho horas por deudas de hasta US$2.500.

La iniciativa permite pagar con trabajo comunitario cualquier tipo de infracción, incluso las consideradas graves, como el exceso de velocidad o no detenerse ante la luz roja del semáforo.

Burocracia

Para los sindicatos se trata de una medida justa, ya que muchos taxistas cometen faltas sin siquiera darse cuenta y sólo se enteran de sus deudas cuando quieren vender su auto.

La Asociación de Taxistas de Buenos Aires se quejó en particular por el uso de fotomultas, que informan de la falta mucho tiempo después de que se cometió.

Sin embargo, no todos piensan aprovechar la posibilidad del trabajo voluntario.

Eber Padilla, quien conduce su taxi por las calles porteñas hace más de 20 años, cree que la burocracia que requerirá el nuevo sistema no ameritará el esfuerzo.

"Si la multa es barata, la verdad que yo prefiero pagarla", dijo a BBC Mundo, agregando que las autoridades deberían cobrar menos dinero cuando una falta se comete por error y no "de mala fe".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.