Cannes sustituye glamour por tensión política

Franceses protestan en Cannes por la película "Hors la loi".
Image caption Los franceses acusan al director del film de haber "falisificado la historia".

Glamour, flashes y estrellas han cedido protagonismo este viernes en la alfombra roja de Cannes a pancartas, protestas y enfrentamiento político. La película "Hors la loi" reabrió las heridas de la memoria histórica franco-argelina.

El film del realizador francés de origen argelino Rachid Bouchareb, que se proyectó en el festival, refleja -a partir de la historia de tres hermanos- los violentos enfrentamientos entre Argelia y Francia desde la masacre de Setif (1945) hasta la independencia de la colonia argelina en 1962.

Como explica el corresponsal de BBC Jonny Hogg, "el amargo y prolongado conflicto todavía ensombrece las relaciones entre ambos países".

Y eso quedó patente en Cannes, donde se enfrentaron grupos que aún reclaman un reconocimiento de culpas por parte de Francia con quienes acusan al film de antifrancés y de haber falsificado la historia.

El director, que aseguró haber sufrido presiones durante la creación del proyecto, negó esas acusaciones y dijo que quienes la vean se darán cuenta de que "no tiene ninguna animosidad".

"Pasar página con serenidad"

"Estoy sorprendido porque quería abrir un debate en la serenidad, no poner en pie un enfrentamiento. La relación del pasado colonial entre Argelia y Francia es muy tensa, pero que esto suscite tal violencia contra el filme es exagerado", dijo Bouchareb y agregó:

"Los historiadores, los políticos, el público, todos tienen que hacer su trabajo para que podamos pasar página con serenidad".

Sin embargo, como explicó Hogg, dado que los historiadores todavía no se han puesto de acuerdo sobre el número de víctimas de esas masacres (las cifras van desde 1.000 hasta 40.000 muertos, según las fuentes), era lógico que una historia como ésta "tocara un nervio sensible".

De hecho, ante la presión de los sectores más críticos, los creadores de la película se vieron obligados a hacer un llamamiento a la calma y mostraron la cinta al secretario de Cultura de Francia y a oficiales militares antes de su estreno.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.