Roger Waters revivirá "The Wall"

Roger Waters
Image caption Waters abandonó Pink Floyd para desarrollar una carrera solista.

Treinta años después de su lanzamiento, Roger Waters volverá a tocar en vivo "The Wall", el álbum más clásico de Pink Floyd, en una gira que lo llevará a Estados Unidos y Europa.

La última vez que el álbum fue tocado en vivo fue en Berlín, en 1990, tras la caída del Muro.

Image caption La última reunión de Pink Floyd, en 2005.

Ahora, el músico inglés volverá a presentarlo en una gira que empezará en septiembre en Estados Unidos y seguirá en Europa el año que viene, donde tocará en más de 25 ciudades.

En una entrevista con la BBC, Waters reveló detalles detrás de la concepción de The Wall y dejó la puerta abierta para una futura reunión del legendario grupo.

La gira más reciente de Waters fue en 2006, en la que tocó temas de otro mítico disco de Pink Floyd, "The dark side of the moon", y exhibió un despliegue de luces y efectos especiales inolvidable para sus seguidores.

Seguramente la nueva gira no escatimará recursos para recrear "The Wall". Se sabe que habrá un muro de setenta metros de largo y once de alto, como en la gira original, que saltará por los aires en el momento culminante del concierto.

Autobiográfico

El álbum, oscuro y críptico y que fue acompañado de una mítica película, fue compuesto por Waters e inspirado en la muerte de su padre en la Segunda Guerra Mundial, cuando el músico tenía apenas unos meses. "Creo que crecí sintiéndome culpable de su muerte", confesó Waters a la BBC.

En el proceso creativo -cuenta el músico- también influyeron sueños recurrentes y una sensación de enojo hacia el público. "Veía a cientos de miles de personas tomando cerveza y gritando y de repente se me vino la imagen visual de una pared construida en el medio del estadio y la banda tocando detrás".

"El año pasado me puse a pensar: ¿qué hago, me dedico al golf o la jardinería, me vuelco a la política o hago algo una (gira) más? Tengo 66 años, así que pensé: hago una más. Me encanta trabajar".

Image caption El álbum retrata las vivencias de "Pink", un alter-ego del propio Waters.

Publicado en 1979, "The Wall" es un disco doble conceptual que se convirtió en uno de los más vendidos de la historia de la música, junto con su tema más popular "Another brick in the wall".

Respecto al verso más famoso de esa canción, "No necesitamos educación", Waters le dijo a la BBC. "Por supuesto que no pienso eso realmente. Es sarcástico. Todos necesitamos toda la educación que podamos conseguir".

"Los Rupert Murdoch de este mundo pueden privarnos de la información, pueden meternos su propaganda e intentar transformarnos en consumidores dóciles. Creo que eso es peligroso y maligno".

"En esta gira intentaré alentar a la gente para que descubran las cosas por sí mismos o que se rebelen. No podemos atiborrarnos de la golosina de los videojuegos. Si lo hacemos, se nos caerán todos los dientes", aseguró.

¿Reunión?

"No sé si haré más giras. Mi novia me dijo: 'Si vas a volver a salir de gira, hazlo con 'The Wall'. Eso es lo que la gente quiere escuchar'".

Waters dijo que esta podría ser su última gran gira y adelantó que en 2011 presentará en Brasil su ópera "Ça-Ira", inspirada en la Revolución Francesa.

Los fans de Pink Floyd sueñan con que el grupo se reúna nuevamente, algo que no ocurre desde el concierto Live 8 de 2005, tres años antes de que muriera el tecladista Rick Wright.

Waters deslizó la posibilidad de que esto ocurra: "Siempre estoy abierto a las sugerencias, pero hasta ahora no ha habido ninguna", le dijo a la BBC y agregó que le propuso juntarse a David Gilmour -cofundador del grupo- y que éste rechazó la idea.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.